jueves. 30.06.2022
David Vidales Ajenjo | Subcampeón del mundo de karting

«Mi objetivo para este año es correr en un campeonato de Fórmula»

David Vidales junto a Adrián Campos en un entrenamiento de pretemporada.CANPOS RACING

Cuatro podios mundialistas en el karting adornan el palmarés de David Vidales Ajenjo. Un bagaje que le ha abierto las puertas de par en par a los monoplazas. Su camino hacia la Fórmula 1 parece que está más cercano. Eso sí, este leonés quiere ir paso a paso. Sabe que con 17 años aún tiene que seguir escalando y demostrando en los circuitos que su calidad al volante bien merece llegar a lo más alto. Para este 2020 su ilusión, más bien objetivo, pasa por disputar uno de os campeonatos internacionales de Fórmula, algo que bajo la batuta de Mónaco Increase Management con Salvatore Gandolfo a la cabeza y de la escudería Campos Racing por la que fichaba hace pocos meses tiene en su mano.

—Atrás queda un 2019 en el que por cuarta vez subiste al podio en un Mundial de karting y en elque también fichaste por Campos Racing. ¿Cómo lo valoras?

—Ha sido un año muy productivo. Y eso que apenas disputé tres carreras en el karting. A nivel competitivo me quedo con el subcampeonato del mundo, eso está claro, pero tal vez la mejor de las noticias es que con el fichaje por Salvatore Gandolfo y Campos Racing las puertas de la Fórmula se me han abierto. Y para un piloto conducir un monoplaza es algo maravilloso.

—¿Se puede decir que en 2020 te veremos subido a un Fórmula y compitiendo a nivel internacional?

—Esa es mi ilusión y creo que voy por el buen camino. Aún no está todo cerrado pero sin duda alguna confío en poder hacer un campeonato. Sería algo muy importante y sin duda alguna un paso adelante en mi carrera.

—Ahora que el objetivo esencial son los monoplazas, ¿dejarás a un lado el karting?

—Tengo que pasar página pero también considero que sería muy positivo poder seguir disputando alguna carrera en el karting. Podría ser Europeo o Mundial que apenas son tres carreras pero creo que van a coincidir con las de Fórmula y eso, sin duda alguna, puede hacer inviable que me suba a un kart en 2020.

—¿Qué supone llegar a la Fórmula para un piloto como tú con 17 años?

—Era algo por lo que estaba luchando y buscando los dos últimos años. Supone ante todo un éxito personal. El cumplir un sueño y alcanzar un objetivo. Aunque el karting me ha dado tantas cosas buenas, entre ellas cuatro podios en el Mundial, el llegar a lo más alto, la Fórmula 1, pasa por poder subirte a un monoplaza. Y además lo hago de la mano de dos personas que han apostado mucho por mí como Salvatore Gandolfo y Adrián Campos. Sé que es un salto complicado, pero también que puedo hacerlo bien. Y para eso voy a trabajar muy duro.

—El que Adrián Campos y su escudería se hayan fijado en tí supone sin duda un aliciente más.

—Él ha sido piloto de Fórmula 1 y ahora es el responsable de una escudería. Por eso el que haya apostado por mi no hace si no que me sienta muy orgulloso. Además voy a estar en una escudería española, la única en Fórmula 1 y Fórmula 3. Llevo varios meses con ellos y sólo puedo hablar bondades. Me lo están haciendo muy fácil.

—Desde hace unos años resides buena parte del tiempo en Italia para poder estar en uno de los epicentros del automovilismo. ¿Te ha ayudado?

—Vivir en Italia ha sido determinante. Bien me hubiera gustado quedarme en España para poder estar más cerca de los míos pero por desgracia no ha sido posible. Si quería abrir puentos y tener posibilidades no sólo de correr en karting con los mejores, también de acercarme paso a paso a la Fórmula tenía que trasladarme a ese país, que por cierto, me ha acogido muy bien. Agradezco a mis padres todo su apoyo porque han tenido que dejar cosas para acompañarme. Y A mi familia. También a pertsonas como Ralf Schumacher que en su día apostó fuerte por mí y creyó en lo que podía hacer. Tampoco quiero olvidarme de Roberto Robazzi que me fichó para una de las escuderías de referencia a nivel mundial del karting como Tony Kart. Gracias a ellos y a mis resultados en el karting me he podido formar como piloto y dar el salto a la Fórmula. Nunca olvidaré lo que han hecho por mí ni tampoco estos años en el kart. Prueba de ello es que he subido hasta cuatro veces al podio mundialista. Además, en todos estos últimos años he aprendido mucho. A formarme como piloto, a mejorar en la pista y a saber leer mejor las carreras para poder aprovechar mis potencialidades y capacidades de pilotaje.

—Y ahora toca pensar en el 2020 y en los monoplazas.

—Creo que tengo por delante un año ilusionante. Va a ser duro porque el salto de los karts a los monoplazas es bastante exigente. Ya me he subido a un Fórmula y las sensaciones creo que han sido bastante positivas. Eso sí, lo tengo muy claro, acabo de llegar y tengo mucho que aprender.

—Un hándicap puede ser el desconocer muchos de los circuitos en los que vas a competir.

—Será uno de los retos. Salvo Barcelona en el que he realizado un par de entrenos del resto no los conozco. Por eso será esencial la capacidad de adaptarme lo más rápido posible. Hacerlo en un par de sesiones para sentirme a la altura de los demás.

—¿Qué tipo e piloto te consideras?

—Una cualidad es tal vez la frialdad, en el buen sentido de la palabra. en pensar antes de tomar las decisiones analizando todas las circunstancias. También el trabajar las carreras para poder afrontarlas con las máximas garantías.

«Mi objetivo para este año es correr en un campeonato de Fórmula»
Comentarios