jueves 26/5/22
                      Jorge Blanco, en el Centro de Alto Rendimiento de León, con su medalla de oro lograda en el Nacional. RAMIRO
Jorge Blanco, en el Centro de Alto Rendimiento de León, con su medalla de oro lograda en el Nacional. RAMIRO

Dos maratones han bastado a Jorge Blanco para situarse en el peldaño más alto a nivel nacional de esta distancia. Y refrendar que a pesar de su juventud cuenta con la veteranía suficiente para acometer una distancia que ha contado con grandes especialistas en España. También en León como Vicente Antón, Rodrigo Gavela, José Manuel García o Antonino Baños. Con los dos primeros comparte presencia en el palmarés nacional de los 42 kilómetros y 195 metros. Y a los cuatro pretende acercarse con sus éxitos. El primer paso ya lo ha dado el pupilo de José Enrique Villacorta al proclamarse campeón de España en Zaragoza. El siguiente puede venir en agosto cuando lo haga en el Europeo de Múnich.

—Lo de llegar y besar el santo parece un latiguillo muy manido, aunque en tu caso parece que se adapta a la perfección a lo que han conseguido. Dos maratones con marca mínima para el Europeo en el primero y título de campeón de España y billete para la competición continental incluido.

—Los resultados llegan con el trabajo y creo que tanto en este apartado como en el de al planificación hemos acertado. Los resultados nos han dado la razón cuando mi entrenador Villacorta y yo decidimos pasar a esta distancia. Hasta el momento estaba centrado en los 3.000 metros obstáculos pero al ver que el horizonte se nos podría abrir mejor en la maratón decidimos dar el salto. Y desde junio de 2021 hasta hoy el camino ha tenido sus frutos. Pero aún queda mucho por recorrer y objetivos por conseguir.

—Habías comentado en la previa que por sensaciones te veías luchando por el oro. ¿Te esperabas este desenlace?

—Cuando dije que iba a correr por lo máximo estaba seguro de mis posibilidades, aunque la carrera siempre puede dictarte otro escenario. Por ejemplo, cuando debuté en la distancia en Valencia justo antes unos problemas en el sóleo pusieron en jaque la opción de correr allí. Y mira, al final hice marca mínima. Ahora en Zaragoza con el Nacional como reto la idea era da lo máximo y luchar por el oro. Y a pesar de las condiciones de la prueba con un fuerte viento y mucho frío las cosas salieron en su resultado como esperábamos. Tal vez no me esperaba un triunfo tan holgado ya que saqué más de un minuto al segundo. Las condiciones no eran las buenas y había que leer la carrera. A mí en cierta medida me ayudó el tener la mínima para el Europeo mientras que a otros rivales como Chakir la presión por lograrla le hizo tal vez pasar más al ataque y dar la cara. Eso me posibilitó atacar en el momento adecuado para irse en solitario y lograr la medalla de oro.

—Vicente Antón y Rodrigo Gavela son junto a ti los tres únicos leoneses que han subido a lo más alto del podio en un Nacional de maratón. Otros dos grandes de esta distancia como José Manuel García y Antonino Baños no pudieron hacerlo. Se puede decir a los cuatros se les ha unido contigo un nuevo compañero de viaje.

—Hace una semana coincidiendo con los actos relacionados con la Media Maratón de León pude disfrutar de sus experiencias en una conferencia en la que participaron los cuatro. Incluso me quise hacer una foto con ellos. Aún me queda camino por recorrer y ojalá algún día pueda igualar sus éxitos. Son un referente para muchos y un aliciente para los que amamos y disfrutamos del atletismo.

Espejo en el que mirar
«José Manuel García, Vicente Antón, Rodrigo Gavela y Antonino Baños son un referente para mí»

—Oro en el Campeonato de España de maratón, billete para el Europeo.... Parece que tienes claro el camino a seguir. ¿También su gran reto?

—Sueño y espero estar en los Juegos de París en 2024. Quedan algo más de dos años por delante y los pasos que estamos dando van encaminados a ello, incluidas las estaciones intermedias también importantes como ha sido el Nacional y lo será el Campeonato de Europa. Hay que ser realistas y reconocer que va a existir mucha competencia con atletas contrastados ya en este distancia como Lamdassem. Pero también que algunos empiezan ya a dejarlo y otros que venimos detrás lo hacemos con fuerza. Lo importante es estar ahí. Por marcas el reto pasa por bajar de las dos horas y diez minutos. De ahí tendrías mucho ganado. También lograr buenos resultados. Y ser internacional. Todo ello puede llevarte, en este caso espero que a mí, a poder representar a España en la maratón de los Juegos de París en 2024.

—¿Ha cambiado mucho la forma de afrontar los entrenamientos cuando te preparabas para los 3.000 obstáculos a ahora que lo haces para la maratón?

—Bastante. En primer lugar por la carga de kilómetros. Los entrenamientos son más largos, también las series con sesiones que se van a los 35-40 kilómetros. También a la hora de entrenar estás un poco más solo. Pero todo vale la pena si al final puedes luchar por hacer realidad tus sueños.

Objetivo olímpico
«Quedan más de dos años por delante para París 2024, un camino que espero recorrer con éxito»

—¿Qué fue lo que te llevó a dar el paso de los 3.000 metros obstáculos y las carreras de menor kilometraje que la maratón a los 42 kilómetros?

—Fue una cosa que consensuamos entre Villacorta, mi entrenador, y yo. Fue en junio del año pasado cuando vimos que a pesar de los buenos entrenamientos en una distancia que hasta el momento era mi preferida no tenían traslado a resultados en la competición. Miramos primero a la media maratón y luego a la maratón. Es cierto que por edad aún puede decirse que es pronto pero yo no lo creo así. Y de las palabras pasamos a os hechos y a planificar los primeros pasos. Y a fijarnos una primera piedra de toque. Pensamos en Valencia o Sevilla y al final nos decidimos por la primera. Y las cosas salieron bien. De ahí a Zaragoza donde he logrado el oro. Y ahora a fijarme en otros retos.

—¿A quien le dedicas el título?

—A todos los que han estado cerca de mí estos años.

«El oro en el Nacional es el primer paso hacia mi sueño, los Juegos»
Comentarios