miércoles 18/5/22

Osasuna y Getafe empataron (1-1) en un partido en el que los locales llevaron la voz cantante y en el que los azulones no mostraron ambición de ir a por la victoria cuando tenían la permanencia virtual en juego. El guión del partido era una incógnita, pero la suerte se puso del lado local para que su futbolista más veterano dejará su sello.

El Osasuna salió lanzado al campo, tal vez para honrar al estandarte del equipo durante los últimos años. Un centro de Rubén García desde la izquierda dio lugar al primer tanto del choque. Oier se elevó sobre Olivera para poner el 1-0 con la testa. El Sadar vibró como nunca y sus compañeros le alzaron a hombros ante la gran ovación de su afición. Además, Osasuna volvió a marcar un tanto a los azulones ocho años después.

La cara de Quique Sánchez lo decía todo. El Getafe se jugaba certificar la permanencia de manera virtual y sus jugadores salieron algo dormidos al césped. Eso sí, Lucas Torró metió el tanto del empate en propia puerta al tratar de despejar un centro de forma muy poco ortodoxa. Fue entonces cuando el cuadro visitante despertó. Pero hasta el final ninguno acertó ante la portería rival.

Osasuna y Getafe empatan en un pulso en el que nadie quiso perder
Comentarios