domingo 29/5/22
                      Carreño sacó adelante su compromiso frente a Zielinski. GOURLEY
Carreño sacó adelante su compromiso frente a Zielinski. GOURLEY

Tres ediciones se han disputado de la Copa ATP, el torneo de selecciones que coexiste junto a la Copa Davis, y España ha llegado en dos de ellas a la final. Tendrá la oportunidad de vengar la derrota de hace dos años contra Serbia en este 2022, gracias a un gran Pablo Carreño y a un fantástico Roberto Bautista, que cuentan todos sus partidos en la competición como victorias y que se deshicieron ayer de Polonia (2-0).

Sin necesidad de acudir al dobles, con dos victorias en los partidos de individuales, España certificó su pase a la final del torneo. Con mucha autoridad y alegría, como desprendió el banquillo español, dirigido por Tomás Carbonell, cuando Bautista selló el triunfo en una batalla de casi tres horas ante el número uno polaco, Hubert Hurkacz, por 7-6 (6), 2-6 y 7-6 (5).

Antes, Carreño había eliminado con mucha más comodidad al desconocido Jan Zielinski, número 860 del mundo, que tuvo que saltar a la pista por el positivo por coronavirus del número dos, Kamil Majchrzak. El asturiano, que ha ganado sus cuatro partidos este año en la competición, pasó por encima de Zielinski (6-2 y 6-1) y lo puso todo en manos de Bautista, que tenía ante sí el verdadero reto del cruce.

El castellonense se enfrentó a Hurkacz, todo un ‘top ten’ con un saque temible, que conectó 24 saques ganadores en el cemento australiano. Pese al bombardeo, Bautista no le perdió la cara al partido, remontó un 1-4 en el desempate del primer set y, tras ceder el segundo parcial, inclinó al gigante polaco al sexto punto de partido para conducir a España a la gran final.

Pablo Carreño y Roberto Bautista llevan a España a la ronda final de la Copa ATP
Comentarios