lunes. 08.08.2022

El técnico del Celta B, Rubén Albés, lamentaba que su equipo no hubiese podido conseguir el triunfo en el partido disputado ayer a mediodía en el campo de Barreiro, un resultado que consideraba que hubiese sido mas justo pese a que reconocía que la Ponferradina les había puesto las cosas muy complicadas al filial celeste: «En la segunda parte tocó sufrir. Estamos ante un rival que está ahí por hacer las cosas bien, que está en una buena dinámica, que pienso que está en su mejor momento y que tiene talento y calidad. No quedaba otra que sufrir, aunque es cierto que no pudimos llegar con ventaja en el marcador, quizás el uno o el dos a cero hubiera sido un resultado mucho más justo, después ellos apretaron».

Albés continuaba analizando el encuentro y comentaba que «en el juego directo la Ponferradina se manejó bien y fue ahí donde ellos estuvieron más cerca de la victoria que nosotros. Aún así tuvimos nuestras ocasiones, sobre todo en los últimos minutos del choque, pero no acabamos de cerrarlas y nos tenemos que conformar con el empate».

Para el técnico del filial vigués, «el juego son emociones, pero tras el gol de ellos las cosas no fueron fáciles para nosotros. Intentamos controlarlo en la segunda parte y no lo conseguimos, aunque también es cierto que cuando presionamos el arbitraje también nos condicionó y no permitió prácticamente ninguna situación y fue favoreciendo a la Ponferradina».

«A partir de su gol las cosas no fueron fáciles»
Comentarios