viernes. 02.12.2022
Balonmano | Liga Asobal

A Patotsky le protegen dos torres

El portero del Ademar apuesta por el físico en el centro de la defensa porque hará su trabajo "más fácil". Ve a Bidasoa como un rival "complicado pero superable"
PORTERO
Dzmitry Patotsky. MARCIANO PÉREZ

El guardameta del Abanca Ademar Dzmitry Patotsky ve al Bidasoa, subcampeón de liga la temporada pasada y ante el que debutarán mañana (20.30 horas), como un rival «complicado, pero superable si el equipo hace su juego». El portero bielorruso, que compartirá el puesto, tras la salida de Biosca, con el croata Dino Slavic, no quiso evaluar la dificultad que entraña el inicio de la competición porque —argumentó— «es algo que no se puede elegir y hay que plantearse que hay que jugar contra todos, sin tener en cuenta si son más o menos fuertes».


El portero de 27 años y 1,95 de estatura, que cumple su primera campaña en el conjunto leonés tras su paso por el Secin Group Alcobendas con el que descendió de categoría, subrayó la trayectoria en pretemporada de su equipo, con tan solo una derrota —ante el Nantes francés—, pero «con mucho margen de mejora».

 

De hecho, él mismo pese a considerarse «cada vez más adaptado», asume que necesita «trabajar más con la defensa para saber cómo funciona cada uno de los jugadores, algo que es de gran ayuda para los porteros».

 

En este sentido, se decantó por la mayor envergadura física que presenta este curso el Abanca Ademar tras la llegada de los pivotes Rubén Marchán y del estadounidense Andrew Donlin.

 

«Por su altura pueden cerrar muchos espacios y eso hace más fácil el trabajo de los porteros, por eso prefiero jugadores grandes en el centro», matizó.

 

Dzmitry Patotsky volverá, después de varias temporadas, a disputar competición europea, en este caso la Copa EHF, tras una primera tentativa en el equipo de su tierra, el Meshkov Brest de Bielorrusia, que la campaña anterior dirigió durante unos meses Manolo Cadenas.

 

«Jugué hace años en Europa pero era joven y lo hice en la Liga de Campeones, pero siempre he pensado que es algo muy positivo, tanto para el club, como para los jugadores, poderse enfrentar a los mejores rivales de Europa», apuntó Patotsky, que aterrizó en León antes de que el técnico de Valdevimbre aceptara la oferta del club para hacerse con las riendas del equipo. En un principio hubo algunas dudas respecto a su futuro, pero Cadenas le ha mostrado su confianza.

A Patotsky le protegen dos torres
Comentarios