viernes 27/5/22
                      Pedri, con un tremendo golazo, le dio la victoria al Barcelona frente al Sevilla y los de Xavi ya son segundos de la Liga. ALEJANDRO GARCIA
Pedri, con un tremendo golazo, le dio la victoria al Barcelona frente al Sevilla y los de Xavi ya son segundos de la Liga. ALEJANDRO GARCIA

El Barça suma y sigue (1-0). El conjunto que dirige Xavi se impuso al Sevilla en el Camp Nou en un partido de aspirantes al título en el que la magia de Pedri fue suficiente para lograr tres puntos. El futbolista canario se sacó de la chistera dos recortes a Rakitic y Diego Carlos en la frontal del área y un disparo seco que terminó con la resistencia de los hispalenses en la segunda mitad y que hace soñar a los blaugranas. Los culés ya son segundos en la Liga y se relamen ante una recta final a la que llegan en su mejor momento del curso.

Esos minutos de asedio sirvieron al Barça para intimidar a un Sevilla timorato. Lopetegui, con innumerables ausencias por lesión una vez más, ensayó un 4-5-1 en el que Lamela y Ocampos debían ayudar en la medular y a la vez ser un peligro entre líneas a la espalda de los centrocampistas azulgranas. Ni lo uno, ni lo otro. Los de Xavi fueron superiores en los primeros veinte minutos y pudieron incluso abrir el marcador si Ferran Torres, Frenkie de Jong o Ronald Araujo hubieran estado más certeros ante la portería de Bono. No lo hicieron y permitieron que poco a poco el equipo hispalense fuera asentándose e igualando un choque que todavía llegó al descanso con dos nuevos avisos en las botas de Aubameyang y Ferran. El Sevilla fue de menos a más, pero seguía sufriendo ante la velocidad de los atacantes locales.

Tras la reanudación los dos equipos salieron con las cartas marcadas. El Barça se instaló en campo contrario con la idea de desgastar al Sevilla y el plan no le pareció mal a los sevillistas. El equipo de Lopetegui se parapetó atrás y fio sus posibilidades al contragolpe gracias a la velocidad de futbolistas como Martial y Ocampos. El nuevo escenario pronto se tradujo en un intercambio de ocasiones que tenía a Xavi y a Lopetegui recorriendo el área técnica en busca de un antídoto para frenar el subidón de adrenalina.

Ferran Torres no tuvo la puntería de otros días, Araujo obligó a Bono a estirarse y Piqué estrelló en la madera la enésima ocasión blaugrana. Hacían falta sangre, sudor y magia para abrir la lata del Sevilla y de esto último hay un futbolista que parece que va sobrado. Pedri ‘Potter’ terminó con la resistencia hispalense y lo hizo con un nuevo ‘aguanís’. Tumbó a dos en Turquía ante el Galatasaray y lo volvió a repetir con Rakitic y Diego Carlos en la frontal del Camp Nou antes de fusilar a Bono y poner patas arriba a una afición que se relame cada vez que el canario toca la pelota.

El golazo de Pedri hizo saltar por los aires el Camp Nou y levantó del asiento a un Lopetegui que inició una revolución para cambiar el partido en la recta final y lanzarse a por el empate. El técnico vasco dio entrada a Corona, En-Nesyri y Rafa Mir, pero fue insuficiente para un partido que había quedado finiquitado tras la obra maestra de Pedri.

Pedri mete presión al Madrid
Comentarios