miércoles 8/12/21
El talento de Pedri entusiasma al continente. ALESSANDRO DI MARCO

Este jueves se cumplieron 18 años del debut en la Liga de Campeones de Andrés Iniesta, quien en aquel Brujas-Barça de 2002 ya mostró su talento y dio pistas de que podría convertirse en un crack mundial. Todavía no había nacido Pedri González, quien a sus 17 años completó el miércoles su primera exhibición europea con la camiseta del Barça nada más y nada menos que en Turín ante la Juventus en un partido que acabó 0-2. Las comparaciones con el mago de Fuentealbilla son inevitables por su fútbol fácil y alegre. El 25 de noviembre cumplirá los 18 y será mayor de edad, aunque su madurez ya sorprende dentro y fuera del campo.

El canario, nacido en Tegueste (Tenerife), exjugador de Las Palmas en Segunda División con 16 años, cumple un sueño. Y no es un tópico, pues él es barcelonista de cuna como hijo del presidente de una peña del Barça en su localidad de origen, aunque pudo ser del Real Madrid. En febrero de 2018, con 15 años, hizo una prueba con el club blanco, pero en un día frío y bajo una nevada que le dejó helado y sin poder mostrar su calidad. Un par de meses en Segunda, de agosto a septiembre de 2019, bajo la batuta de Pepe Mel, sirvieron para que en el Barça tuvieran la certeza de que Pedri era un diamante. En septiembre, hace poco más de un año, anunció su fichaje por cinco millones de euros, aunque con variables que podrían ascender hasta los 25 millones, y lo dejó cedido en Las Palmas, donde siguió progresando y maravillando. Grandes clubes europeos ya andaban detrás suyo y el Barça tuvo que acelerar.

En agosto de 2020 inició la pretemporada con algunas dudas en plena crisis institucional y deportiva del FC Barcelona.

Pedri seduce en Europa tras su exhibición en Turín
Comentarios