jueves 19/5/22

«Si competimos contra la historia no tenemos opción alguna», decía Pep Guardiola antes del inicio de las semifinales contra el Real Madrid. Sin saberlo, sonó a premonición porque su Manchester City cayó en otra noche para el recuerdo, de esas que solo ocurren en el Santiago Bernabéu, y de la que ya forman parte dos futbolistas que, curiosamente, tienen mucha historia por hacer, como reza la canción del club.

Y es que el brasileño Rodrygo Goes, con 21 años, y el francés Eduardo Camavinga, con 19, se han erigido como protagonistas de las remontadas del conjunto blanco. Esas que pudieron vivir como aficionados, como la final de la ‘Champions’ de Lisboa y el gol de Sergio Ramos, y las que les contaron cuando llegaron al club al no haberlas vivido por su juventud, y de las que ya forman parte. Hasta Pelé felicitó ayer al delantero brasileño Rodrygo por el doblete y afirmó que es un «iluminado» que aún va a «traer muchas alegrías».

Hasta Pelé se rinde a Rodrygo: «Es un iluminado»
Comentarios