jueves 19/5/22

Pesca para todos los gustos

León puede presumir de una notable variedad de escenarios que van de los ríos regulados a los no regulados o de montaña... y de los cotos a los Arecs y EDS
                      La temporada de pesca se ha iniciado con buen pie en los ríos de la provincia leonesa. MARCIANO PÉREZ
La temporada de pesca se ha iniciado con buen pie en los ríos de la provincia leonesa. MARCIANO PÉREZ

Ríos para todos los gustos y con multitud de posibilidades para los aficionados a la caña y el sedal. De ello puede presumir la provincia leonesa a la hora de referirse a la pesca. Con cientos de kilómetros de masas de agua, reguladas por embalse o de montaña, el pescador, ya sea de una forma más competitiva o simplemente para pasar el rato tiene a lo largo de la temporada un escenario favorable para dar rienda suelta a su pasión, que en la provincia leonesa es mucha.

Cualquier escenario es interesante y más si acompañan las condiciones como caudales adecuados, climatología... y sin duda alguna la otra protagonista de esta actividad además del pescador, el pez. Y en León la trucha, la pieza estrella que este año apunta a contar con una destacada presencia en las masas de agua.

A la hora de referirse a la situación de los ríos la diferenciación entre regulados y de montaña tiene varios apartados. Uno es el de las fechas. En ambos el inicio es idéntico, el pasado 26 de marzo, mientras que en cuanto a su conclusión existen unas buenas semanas de diferencia ya que los primeros, los regulados por embalse, estarán ‘abiertos’ a la presencia de aficionados hasta el 15 de octubre. Para los de montaña y debido a sus condiciones, la fecha tope se enmarca a mediados del verano, el 31 de julio.

Otra diferencia puede presentarse en que en los primeros son más favorables para capturas de grandes truchas siendo los que más fama presentan en este apartado el Órbigo sin desdeñar a otro también con buenos datos, el Porma.. El Esla es otro buen río para la pesca aunque sus grandes avenidas de agua lo convierten en un escenario más difícil salvo a partir de septiembre con el tramo final de la temporada cuando terminan los riegos siendo el caudal más leva y con mejores condiciones para la pesca. Tampoco hay que olvidarse del Sil. Este quizás un poco más desconocido pero uno de los más bonitos con una población notable de truchas... y de buen tamaño.

En cuanto a los ríos de montaña aparte de por su belleza hay que destacar en el apartado piscícola al Duerna con la vista del Teleno, el Curueño que ha dado fama internacional a los gallos de León o el Torío. Son sólo algunos ejemplos de que León puede presumir de contar con tradición, calidad y muchos kilómetros para que a lo largo de la temporada de pesca el disfrute de los aficionados sea el máximo. Eso sí, tampoco hay que olvidarse de que no todos los días van a resultar perfectos.

Pero el disfrute, a buen seguro, va a estar asegurado. Al menos en esta temporada que ha levantado el telón de manera más que satisfactoria y que después de algo más de un mes sigue ofreciendo jornadas muy positivas para los pescadores.

Incluso ve verán mejores a lo largo de una campaña que poco a poco va desperezándose y abriendo multitud de posibilidades a los aficionados tanto para los que prefieren los ríos regulados por embalse como para aquellos que disfrutan de los de montaña o no regulados. También para los que priorizan la pesca con muerte o la de sin muerte. Hay ara todos los gustos.

Pesca para todos los gustos
Comentarios