domingo. 27.11.2022

La plantilla de jugadores y técnicos del Extremadura UD —último rival de la Cultural— anunció ayer una huelga que supondría no disputar el partido frente al Racing de Ferrol mañana y por ende su descalificación de la Primera Federación.

En una rueda de prensa en la Ciudad Deportiva, los capitanes Álex Murillo y Luis Peteiro, acompañados por el resto de jugadores de la plantilla y por representantes de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), hicieron el anuncio como «medida de presión» para que el club reaccione y aporte el dinero que les adeuda.

Murillo aclaró que estudiarán la desconvocatoria de la huelga si antes del partido llega el dinero. «Estamos a la espera de que llegue una propuesta y, de hacerlo, consideraríamos ir adelante o no con esta huelga», afirmó.

Sin embargo, reconocieron que la situación es insostenible después de muchos meses de impagos, que llevaron a que en diciembre y primeros días de enero toda la plantilla que inició la temporada abandonara el club con la carta de libertad, por lo que los integrantes actuales son jugadores de la plantilla.

«Promesas incumplidas»

Los jugadores reconocen que, además de los impagos reiterados por parte del club que aún preside Manuel Franganillo, lo que ha motivado este paro son las «promesas incumplidas» para solucionar la situación económica o entregar a los jugadores la carta de libertad tras el partido frente al Calahorra. Entre esas promesas incumplidas estaba también, han dicho, dignificar las condiciones de la residencia en la que todos los jugadores de fuera de Almendralejo viven y que carece de agua corriente y comida, según desveló el secretario general de la AFE, Diego Rivas.

La plantilla del Extremadura anuncia una huelga que supondrá su expulsión de la Liga
Comentarios