domingo. 03.07.2022

El Real Madrid ofreció a la Virgen de la Almudena la 35º Liga, lograda el pasado 30 de abril, y su decimocuarta Liga de Campeones, conquistada el pasado sábado tras vencer 0-1 al Liverpool en la final de París, en la que fue su primera parada de las cinco programadas para la celebración del título.

El cardenal Carlos Osoro fue el que, como anfitrión, se dirigió a los jugadores del conjunto blanco. «Cuando veía por televisión el partido comprobaba lo que significa de verdad construir la cultura del encuentro, que nos compromete a todos personalmente, y vosotros lo hicisteis», arrancó.

«No es una cuestión de sentimiento, es estimulante compartir un camino con los demás, apoyaros mutuamente en la búsqueda del éxito, esforzaros por tejer una red de relaciones que pueden hacer de nuestra vida juntos una verdadera experiencia de fraternidad, una caravana de solidaridad y una peregrinación santa. Gracias de corazón por lo que habéis hecho. Que seáis capaces de seguir promoviendo esa cultura del encuentro en busca de los mejores valores que el ser humano puede tener», terminó. Luego ofrecieron un los trofeos a la Virgen.

La plantilla ofrece la Champions a la Virgen
Comentarios