miércoles. 07.12.2022
Balonmano | Mundial de Japón

Una plata histórica y polémica

España 29 Países Bajos 30 La pareja arbitral priva del oro a la leonesa Mireya González, que firma con las Guerreras un éxito sin precedentes para el balonmano femenino
La leonesa Mireya González, a la izquierda del seleccionador Carlos Viver, celebra con España la histórica medalla de plata que han conseguido las Guerreras en Japón. RFEBM

El sabor de la plata en el deporte rara vez suele ser más dulce que amargo, pero en el caso de las Guerreras, que cayeron con todo el honor del mundo en la final del Mundial de Japón frente a los Países Bajos (29-30), cualquier sensación que no sea la de haber logrado un hito histórico está de más. España peleó lo indecible ante la poderosa selección neerlandesa, que tras una plata y un bronce mundiales no dejó escapar la opción de alcanzar al fin el ansiado oro en un Campeonato del Mundo.

Remó y remó España en una segunda parte que se puso cuesta arriba pero se ahogó en la orilla de la forma más cruel posible. Con una acción polémica a escasos segundos del final, resuelta con la roja a Ainhoa Hernández por obstaculizar un saque de Tess Wester, la portera neerlandesa, y un penalti transformado por Lois Abbingh ‘in extremis’ que deshizo la igualdad y dejó a las Guerreras sin una prórroga que tenían en su mano como mal menor. Pese a lo doloroso del desenlace y lo más que discutible de la decisión arbitral, para la historia quedarán el mejor resultado del balonmano femenino español en un Mundial y la clasificación para un preolímpico asequible.

Un éxito rotundo que además tiene un marcado acento leonés. Mireya González marcó dos goles en el último partido y ha sido una jugadora importante durante todo el campeonato, a pesar de ese regusto amargo que dejó la más que discutida acción arbitral.

Es cierto que la selección no gestionó bien el último ataque. Shandy erró el lanzamiento con diez segundos todavía por delante. Entonces llegó la polémica, Wester puso el balón en juego rápidamente pero Ainhoa Hernández obstaculizó el saque. Las colegiadas francesas Charlotte y Julie Bonaventura resolvieron la acción de manera atropellada y más que discutible, con roja para la pivote española.

Una plata histórica y polémica
Comentarios