jueves 4/3/21

Positivo colofón para cerrar la pesca en los ríos no regulados

La temporada aún mantiene hasta octubre su actividad en los regulados

Buen sabor pese a que las fechas en este año tan atípico se redujeron para la práctica de la pesca en los ríos leoneses cerca de dos meses. La temporada tocaba a su fin precisamente en las masas de agua no reguladas el pasado 31 de julio. Y lo hacía con los pescadores apurando al máximo en las últimas jornadas para aprovechar a dar con las últimas truchas bien sea para llevárselas en el zurrón o para devolverlas al río en este caso en la modalidad sin muerte.

Aunque en los ríos regulados la actividad piscícola todavía tiene semanas de tránsito hasta mediados de octubre, en los escenarios de montaña habrá que esperar al próximo año para volver a retar a los peces.

Por lo visto desde finales de mayo cuando los aficionados pudieron dar uso a la caña y el sedal y a pesar de que las primeras jornadas aún no contaron con el número de protagonista que potencialmente salen a los ríos las sensaciones han ido en aumento y en clave positiva con un buen número de peces que llevarse a la boca metafóricamente hablando. La presencia de truchas del pasado año y también de las nuevas ha sido una tónica constante en la mayor parte de las masas de agua aunque conforme transcurría el tiempo y se llegaba al estío, a pesar de ese número elevado del pez estrella en los ríos de la provincia leonesa, la dificultad iba en aumento y también la necesidad de emplear la pericia para poder salir airosos de ese reto diario que se medirse a un pez.

Amanecer y anochecer se han convertido en estas últimas semanas en las mejores horas para contar con una jornada en positivo. El calor y que los caudales, altos en las primeras semanas de la temporada, han ido bajando de manera clara, han sido dos de los condicionantes más destacados ya que salvo unos pocos días de tormentas, lluvia y viento, el resto no ha contado con condicionantes determinantes.

Precisamente en estas últimas semanas los ríos de montaña también han contado con una destacada presencia de pescadores que han querido aprovechar los últimos días de la temporada para sacar el máximo rendimiento a su caña en espacios tan singulares. Ahora podrán hacerlo en las zonas reguladas aunque al encontrarnos ya en meses como agosto y los venideros de septiembre y octubre hacen que la dificultad para superar los retos diarios que se le presentan a un pescador sean más complicados. Pero también interesantes y llenos de alicientes.

Positivo colofón para cerrar la pesca en los ríos no regulados
Comentarios