miércoles. 08.02.2023
PRIMERA DIVISIÓN

Dos en uno, presidente y entrenador

Menos de una semana ha tardado Dimitri Piterman en ejercer un poder absoluto en el Racing de Santander. El empresario ucraniano, tras comprar el 25 por ciento de las acciones del Racing y ser elegido presidente, también se convi
El empresario ucraniano Piterman ya dirigió ayer al Racing
Al igual que hiciera en el Palamós, que también fue propiedad de Piterman, el empresario nacionalizado estadounidense ha desembarcado en el Racing con el objetivo de controlar todas las facetas del club. El ex atleta ucranio ya había advertido que su intención era sentarse en un futuro no muy lejano en el banquillo del Racing y ha cumplido su amenaza. Piterman se ha traído al Racing a su ayudante en el Palamós, Chuchi Gómez Cos, y a cuatro jugadores del equipo catalán que estarán a prueba en el conjunto cántabro: Corominas, Edu Aguilar, Collantes y Sarabia. Piterman llegó ayer a un acuerdo de rescisión de contrato con Preciado y Setién y dirigió por la mañana su primer entrenamiento con el Racing para preparar el partido del domingo contra Osasuna en Pamplona. El ya ex entrenador del equipo, Manolo Preciado, reconoció ayer la imposibilidad de continuar en el club con Piterman al frente. «Él cree que tiene que ejercer en todas las facetas del club, y cuando digo todas son todas, y yo creo que hay una, la de entrenador, que me corresponde a mí, y por eso he preferido tomar carretera y manta», declaró con tristeza el ya ex técnico del Racing, que se temía cuál iba a ser su futuro desde que el ucranio compró parte de las acciones del club a Santiago Díaz. El dueño del Racing mantuvo con Preciado y Setién una reunión que se prolongó hasta las 05.00 horas de la madrugada y durante la cual Piterman expuso a ambos la necesidad de hacerse también cargo de la parcela técnica. «Un presidente o máximo accionista no puede estar desconectado del apartado más importante, que es el deportivo», ya había avisado la pasada semana Piterman, anunciando que sería él quien prepararía al equipo y se sentaría próximamente en el banquillo. «Para mandar no hace falta tener mayoría absoluta. Para mandar como un dictador, sí, pero creo que puedo crear un ambiente donde haya acuerdos», sentenció entonces Piterman. Pero ello no ha sido posible con el anterior cuerpo técnico, a quien el ucranio garantizó públicamente que no tomaría «medidas drásticas», aunque ya preparaba el camino para convertirse en entrenador. «Es jodido. El martes estuvimos hablando con Piterman de lo divino y de lo humano y expuso unas ideas en las que cree fervientemente», destacó Preciado.

Dos en uno, presidente y entrenador
Comentarios