martes 17/5/22
Guillermo Algorri, entrenador del Rodríguez Cleba

«No hay presión por el ascenso pero la situación es buena»

Pocos hubieran apostado hace solo unos meses porque el Rodríguez Cleba sería a estas alturas líder de su grupo y el equipo más goleador de toda la División de Honor-Plata. El cambio de directiva, de entrenador y de prácticamente toda la plantilla presagiaba un largo proceso de reconstrucción que sin embargo se ha acortado a marchas forzadas. Un «rodillo» que confían se mantenga hasta el final para soñar, esta vez sí, con el ascenso.
                      El entrenador del Rodríguez Cleba, Guillermo Algorri, está «feliz» con la marcha del equipo. MARCIANO PÉREZ
El entrenador del Rodríguez Cleba, Guillermo Algorri, está «feliz» con la marcha del equipo. MARCIANO PÉREZ

No hay presión por subir a la máxima categoría del balonmano femenino español pero lo cierto es que el Rodríguez Cleba ha completado una primera parte de la temporada notable y con mimbres de equipo arrollador. En solo unos meses ha habido cambio de directiva, de entrenador y de prácticamente toda la plantilla. Un proyecto «ilusionante» que avanza a pasos agigantados sin prisa sí, aunque con la pausa justa. «Queríamos ser un rodillo y estamos en ello», insiste Guillermo Algorri, máximo responsable del vestuario de las ‘guerreras’ leonesas.

—Ahora mismo el equipo marcha líder de su grupo, es máximo goleador de toda la categoría y tan solo ha perdido un partido en lo que va de Liga. ¿Imaginaba una primera vuelta tan espectacular?

—Se ha adelantado el proceso de adaptación de las jugadoras, eso es innegable. La verdad es que estamos muy contentos con todas. Han ido madurando mucho y lo mejor de todo es que veo aún muy lejos su límite a la hora de progresar.

—Ya sé que cuando arrancó esta nueva etapa del club el pasado verano se dijo que había que ascender a División de Honor pero sin la presión de tener que hacerlo esta temporada sino más bien a medio plazo. ¿Ha cambiado la idea visto el rendimiento de la plantilla?

—Si te digo la verdad no pensamos ahora mismo en el ascenso. Como dices es un proyecto a medio plazo pero no se puede negar que la situación en estos momentos es buena. Si podemos lograr el ascenso esta temporada bien y si no en un par de años. No hay esa presión constante y eso ayuda a trabajar mejor.

—Y si se logra, ¿hay músculo económico para mantener un equipo en la élite?

—Pues no es mi parcela, yo me centro en el apartado deportivo pero sé que se está preparando todo para que a medio plazo haya más ingresos. Hay un trabajo enorme detrás para incorporar nuevos patrocinadores. Muchos de ellos ya se van sumando poco a poco al club.

—Algo que diferencia a este Cleba del de años anteriores es que tiene plantilla de sobra para dar entrada a la segunda unidad sin que el equipo se resienta. ¿Aún así has valorado la posibilidad de hacer algún fichaje de invierno?

—No, no habrá fichajes ahora salvo que aparezca alguna chica que por circunstancias venga a León y encaje en el proyecto. Pero ahora mismo no buscamos a nadie. Creo que la plantilla está completa y muy compensada.

—Lo habéis ganado todo salvo el empate contra Oviedo, vuestro principal rival en el grupo, y la inesperada derrota en Lanzarote.

—Fíjate que pienso que la derrota en Lanzarote nos ha venido muy bien. Ese partido es, desde mi punto de vista, el que más nos ha hecho mejorar como equipo.

—¿Cómo te estás encontrando en tu primera temporada como máximo responsable del banquillo del Cleba?

—Al principio estaba muy verde y ahora voy mejorando. Pero lo importante no soy yo sino las jugadoras. Ellas son las protagonistas y así debe ser.

—¿En qué crees que se nota tu mano?

—Todas las jugadoras tienen un rol importante dentro del equipo y considero que ahí reside nuestra fuerza esta temporada, porque en los momentos complicados siempre aparece alguna que da la talla.

—¿Crees que ya hay un sello Algorri en el Cleba?

—Bueno, como ya te dije el pasado verano, queríamos ser un rodillo y eso de momento nos identifica como equipo. Estoy notando mucho el cambio de ser segundo a primer entrenador. Mi idea desde el principio ha sido realizar un juego sencillo que favorezca el juego de las chicas.

«No hay presión por el ascenso pero la situación es buena»
Comentarios