viernes 22/10/21

El público volverá a los estadios de fútbol la próxima temporada

El público volverá a poblar las gradas de los estadios. DL

La noticia por la que los clubes de fútbol y baloncesto llevaban meses cruzando los dedos a fin de aliviar el delicadísimo estado de sus tesorerías y recuperar un elemento consustancial al espectáculo llegó por fin ayer, cuando el Gobierno dio luz verde al regreso del público a los estadios para la próxima temporada. El Consejo de Ministros aprobó la desaparición del artículo 15.2 de la ley de la nueva normalidad, que restringía el acceso de espectadores a los espacios deportivos de la Liga de Fútbol Profesional y la ACB. Así lo anunció la ministra de Sanidad, Carolina Darias, tras la reunión del Gabinete de Pedro Sánchez.

El precepto anulado de la Ley 2/2021 de «medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la covid» que abre la puerta a la vuelta a la normalidad en los recintos deportivos era el que establecía que la Liga de Fútbol Profesional y la Liga ACB de baloncesto debían evitar cualquier tipo de «aglomeración» en los estadios para garantizar la «protección tanto a los deportistas como a los ciudadanos asistentes a las actividades y competiciones deportivas».

«Volvemos a la normalidad en cuanto a la afluencia de público a nuestros estadios, para el comienzo de la Liga y de la ACB», apuntó Darias. Sí seguirá vigente la obligación de los clubes de asegurar que se adoptan las medidas necesarias para garantizar una distancia interpersonal mínima de 1,5 metros, así como el control para evitar aglomeraciones, elementos que vienen recogidos en el artículo 15.1 de la ley de la nueva normalidad, que en principio sigue en vigor.

Balón de oxígeno La vuelta de los hinchas a las gradas supone un balón de oxígeno de extraordinaria magnitud para los clubes profesionales, que han visto cómo la pandemia dinamitaba sus previsiones de ingresos y les situaba en una situación económica límite en muchos casos. Sin el caudal de dinero que abonan los espectadores por ver los partidos, no les quedó más remedio que sacar la tijera para recortar gastos en todos los apartados en los que fue factible, pero pese a los enormes esfuerzos acometidos, que en algunos casos conllevaron importantes rebajas salariales para los deportistas y cuerpos técnicos, así como ERTEs para el resto de empleados cuando en los meses más oscuros de la pandemia estaban paralizadas las competiciones, la mayoría han tenido notables dificultades para salir adelante.

El público volverá a los estadios de fútbol la próxima temporada
Comentarios