miércoles 18.09.2019

Cinco puertos por La Cabrera y el Bierzo para decidir el ganador final

La tercera y última etapa de la Vuelta a Castilla y León con final en Bembibre será la que ejerza de juez de la carrera. Con salida en Lubián, el pelotón afrontará buena parte de la jornada del domingo por suelo leonés. A la provincia entrará por el Alto del Peñón de primera categoría para transitar durante una buena parte de kilómetros por La Cabrera. Truchillas, Truchas e Iruela darán paso a la segunda complejidad orográfica, el Alto del Carbajal, de tercera categoría al que seguirá unos kilómetros más adelante el de Peña Aguda, de segunda. Antes los ciclistas, posiblemente dispersados en varios grupos, transitarían por Quintanilla de Losada, Robledo de Losada y Nogar.

A falta de poco más de 50 kilómetros para la línea de meta el Alto Los Portillinos, de primera categoría, servirá para conformar la selección definitiva y con ello situar a los gallos en los puestos de privilegio para afrontar un tramo de pronunciado descenso (antes se pasará por el Morredero) que llevará a los ciclistas a la localidad de Ponferrada. Los organizadores de la ronda autonómica han querido hacer un guiño a la capital berciana que en junio albergará el Campeonato de España y en septiembre el Mundial y por ese motivo han confeccionado un paso por parte de sus arterias.

De ahí, paso por la última complejidad orográfica (Alto de Onamio) para transitar posteriormente por Calamocos, Castropodame, Matachana, San Pedro Castañero, Viloria y Bembibre donde estará instalada la meta en la Avenida del Bierzo tras 164,6 intensos kilómetros.

Cinco puertos por La Cabrera y el Bierzo para decidir el ganador final
Comentarios