domingo 17/10/21
Caza y pesca

Punto y final para la media veda

León salva el tipo en positivo respecto al resto de la Comunidad donde los datos no mejoran los de 2020

La pieza estrella, la codorniz, ha aparecido de forma irregular

La media veda en Castilla y León llega a su fín el próximo domingo 19 de septiembre. FERNANDO OTERO

La media veda baja el próximo domingo 19 de septiembre el telón a algo más de un mes de actividad. Y lo hace con un balance en clave aceptable, menor de lo esperado, pero en suma, con datos a tener en cuenta para los cazadores de la provincia que en su mayor parte han podido cobrarse las ansiadas piezas con perchas más que destacadas en algunos casos. Precisamente la provincia leonesa puede considerarse como la excepción al resto de la Comunidad ya que en el resto de provincias a pesar de una previsión que apuntaba a mejorar el 2020 al final veía como las cifras eran incluso inferiores al pasado ejercicio.

Aunque las perspectivas fueron mejorando respecto a un inicio que a pesar de no ser malo se esperaba un poco mejor en cuanto a la estrella, la codorniz, los cazadores que a lo largo de estas fechas han salido al campo han comprobado que al cabo de las jornadas al menos alguna pieza han podido cobrarse.

Bien es cierto que en las zonas de secano el panorama se ha presentado algo flojo pero también que pasando a otras zonas como la vega del Esla la situación ha mejorado con perchas que han podido llegar a las cuatro codornices al día para los cazadores e incluso en la zona de montaña la situación ha ido más positiva llegando a jornadas con 18 y hasta 20 codornices.

Lo que sí queda claro es que las perspectivas que se habían puesto para esta campaña de media veda en la provincia leonesa no se han cumplido todo lo bien que se esperaba aunque también hay que precisar que la nota que se puede dar es positiva, con matices. También hay que apuntar a otra pieza que en la media veda, aunque en menor medida que la codorniz, también tiene sus adeptos. Y muchos. Se trata del conejo. En este caso y como viene sucediendo en los últimos años el número de ejemplares es más que elevado, teniendo en cuenta también que no de una forma homogénea con escenarios en los que su cifra poblaciones es sobresaliente con otros en los que por diferentes vicisitudes se puede decir que mejorable. Sin enfermedades o situaciones dañinas que en estos momentos puedan afectarle la cifra de ejemplares es más que destacada y eso lo están aprovechando los amantes de este tipo de caza para poder firmar jornadas en positivo. Una tónica que viene produciéndose en los últimos años y que apunta a hacerlo al menos en los venideros.

Todo para una media veda que se iniciaba en León el 15 de agosto y que llegaba además con la nueva normativa reguladora para la caza. A este respecto se puede decir que la incertidumbre inicial por parte de los cazadores respecto a la aplicación de todas las normas novedosas ha ido desapareciendo.

Algo que no obstante también ha traído a algunos quebraderos de cabeza. Pero con el uso y el paso de los días la normalidad o al menos una dosis importante de esta se ocupó de abarcar el día a día de los cazadores.

Punto y final para la media veda
Comentarios