martes 20/4/21
Fútbol | Primera División

A cinco puntos del líder

Real Madrid 2 Getafe 0 Benzema y Mendy permiten al equipo blanco ganar el partido aplazado
Los jugadores del Real Madrid felicitan a Karim Benzema tras marcar ante el Getafe. JUANJO MARTÍN

La insistencia de un Real Madrid de circunstancias, plagado de bajas y tirando de tres canteranos ante un Getafe indolente que ni chutó a puerta, le impulsó a su segundo triunfo consecutivo, con goles de Karim Benzema y Ferland Mendy, que le devuelven a la pelea por el título, a cinco puntos del Atlético de Madrid pero con dos partidos más (2-0).

Desde el equilibrio que aportan la presencia de tres centrales y la seguridad para dominar desde el balón, al Real Madrid le sobró voluntad pero le faltó precisión en el primer acto y la consiguió en el segundo. Se sintió seguro ante el equipo menos goleador del campeonato que nunca inquietó a Courtois. Con dos líneas juntas en fase defensiva, el Getafe se centró en destruir y se olvidó de jugar.

A balón parado ha encontrado Zidane un arma desde el que solventar la falta de pegada. Así perdonó Casemiro al inicio y se estrelló con el travesaño Benzema, imponente en su salto y el testarazo con potencia a la portería defendida por David Soria, una de las seis novedades de Bordalás en un once atípico para extender su peor racha ante cualquier rival.

No tenía para mucho más Zidane que con su invento bajo el 1-3-5-2 provocó anarquía ofensiva. Marvin y Vinicius pegados a las bandas, sin precisión en sus centros ni espacios para desequilibrar con su velocidad. Al Real Madrid le faltó fútbol e imaginación en la zona donde se hace daño al rival.

Los ajustes tácticos madridistas, con la entrada de otro canterano en tiempos de necesidad como Arribas por Marvin, dejaron toda la banda derecha a Vinicius y el riesgo de un despiste defensivo que desperdició Cucurella. Ya estaba sobre el césped Kubo, propiedad del Real Madrid, para lanzar la acción. Se vio tan solo el extremo del Getafe que tardó en decidir y lo hizo mal.

Justo en la siguiente acción se la devolvía Vinicius a la hora de partido. Su centro con la diestra lo mandó a la red Benzema, de nuevo al rescate cuando se le necesita. Ganó en el cuerpo a cuerpo a Cabaco y castigó la duda en la salida del portero rival. El golpe era decisivo para un Getafe faltó de fe que seis minutos después bajaba los brazos cuando conectaban los dos laterales derechos madridistas. Centro de Marcelo, cómodo con centrales que cubren su espalda, y llegada con potencia de Mendy para cerrar un triunfo tan necesitado como obligado para volver a la pelea.

A cinco puntos del líder
Comentarios