viernes. 03.02.2023

Quince para el primer ‘clásico’

Las bajas de Villa, Afellay, Pedro y Fontàs, Keita y Maxwell dejan al Barcelona en . cuadro.

Aunque el cuerpo técnico y los jugadores del Barça se esfuerzan en centrar toda la atención en la visita liguera del Betis al Camp Nou mañana, inevitablemente las preguntas de los periodistas y los mensajes que reciben de aficionados y allegados va dirigidos al encuentro de ida de cuartos de final de la Copa contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Otro clásico. No debería asustar demasiado al conjunto azulgrana teniendo en cuenta los últimos resultados ante el eterno rival. Pero si algo preocupa es que Pep Guardiola lo afrontará con solo 15 jugadores disponibles de la primera plantilla. Entre otras cosas, es la factura de un mes de enero sin descanso que se cobró dos víctimas en el trámite copero de Pamplona: Fontàs, que se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y se perderá lo que resta de temporada, y Pedro, que estará diez días de baja por una pequeña elongación en el bíceps femoral de la pierna izquierda. Se suman a los dos lesionados de larga duración, Afellay y Villa. Y la situación se complica porque Keita se ha ido esta semana con Mali a la Copa África y el club acaba de vender a Maxwell al PSG a cambio de cuatro millones de euros.

Curiosamente, ninguno de los seis citados fue titular el 10 de diciembre en la victoria liguera (1-3) del Barça en el Bernabéu. Aquel día jugaron Valdés; Alves, Piqué, Puyol, Abidal; Busquets, Xavi, Iniesta; Alexis, Cesc y Messi. Pero todos ellos debían garantizar el descanso de la plantilla mediante las rotaciones. Ahora a Guardiola no le quedan demasiadas opciones, aunque mirará al filial, donde un lateral (Montoya), un central (Bartra), dos medios (Sergi Roberto y Jonathan dos Santos) y dos extremos (Tello y Deulofeu) están deseando seguir los pasos de Cuenca, ya aposentado en el primer equipo.

Primero es el Betis, sí, porque para pelear por la Liga hay que intentar recortar cinco puntos al Madrid, pero los clásicos de la Copa siempre motiva. Lo reconoció ayer Mascherano: «¿A quién no le gusta jugar un partido del que todo el mundo estará pendiente? Barça y Madrid son los mejores equipos del mundo, y es una suerte poder estar ahí. A mí me gusta estar porque significa que soy parte de algo que se recordará, y para mí eso es bonito», dijo.

Quince para el primer ‘clásico’
Comentarios