jueves 13/8/20
Fútbol | Primera División

Ramos se carga de razones para exigir más sueldo

El capitán del Madrid presiona para prolongar su contrato con más dinero
Sergio Ramos celebra el gol frente al Getafe  . JUANJO MARTÍN
Sergio Ramos celebra el gol frente al Getafe . JUANJO MARTÍN

Sergio Ramos es uno de los principales artífices de la formidable racha que ha dejado al Real Madrid avizorando el título de Liga. Con cuatro goles en seis partidos desde la reanudación de la competición, dos de ellos desde el punto de penalti, encabeza la tabla de artilleros del desconfinamiento junto a Iago Aspas, Raúl García y Gerard Moreno, a la vez que ejerce de líder de una zaga que firma los mejores guarismos defensivos de Europa. Terrateniente de ambas áreas, el camero se carga de argumentos cada vez que pisa el césped para prolongar el vínculo que le une al club de Chamartín hasta el 30 de junio de 2021.

Presidente y capitán se encontraron al término del partido contra el Getafe para que el mandatario entregara al central una camiseta conmemorativa de sus 450 partidos de Liga con la zamarra merengue, barrera que sólo habían alcanzado otros cuatro mitos blancos: Raúl González (550), Manolo Sanchís (523), Iker Casillas (510) y Carlos Santillana (461). A este último lo rebasó en el Alfredo Di Stéfano en el registro de encuentros disputados entre todas las competiciones (646), lo que le deja a 64 envites de pisar el podio histórico que ahora delimita Sanchís con 710. A su ritmo habitual, y de no mediar lesiones de alcance, lo superaría en el primer tramo de la campaña 2021-2022, una vez producida esa ampliación de contrato cuyo principal escollo será la duración.

El futbolista, que percibe unos 12 millones de euros por curso, sabe que se halla ante su última rúbrica y desearía ver incrementados sus emolumentos, acorde con su extraordinario rendimiento, aunque es consciente de que la crisis generada por la pandemia del coronavirus obliga a ajustes. Su anhelo es firmar hasta 2023, pero para ello necesita que Florentino Pérez haga una excepción con la tradicional política de renovar de año en año los contratos de los futbolistas que están en la treintena.

El club valora sus esfuerzos y lo considera una pieza fundamental por su sintonía con Zinedine Zidane, capacidad de liderazgo y una aportación que no entiende de edades. A sus 34 años, es el segundo futbolista más empleado por el marsellés este curso (3.515 minutos, sólo superado por Casemiro).

Ramos se carga de razones para exigir más sueldo