martes. 05.07.2022

El Real Madrid, campeón de Europa

Un gol de Vinicius (0-1) corona a los de Ancelotti, que alcanzan ya su 14ª título

Courtois, con sus paradas, fue un valladar para que los de Ancelotti pongan la guinda a un año sobresaliente

Supercopa, Liga y ahora Liga de Campeones coronan una temporada en la que sólo se les ha escapado la Copa del Rey

 

real madrid 6
Benzema, Ceballos, Militao y Marcelo celebran la consecución del título en la Champions. JUANJO MARTÍN

El Real Madrid vuelve a reinar en Europa. El club blanco, que hasta este sábado contabilizaba trece títulos en la máxima competición continental, sumó el 14º tras imponerse en la gran final de París al Liverpool por 0-1. El gol de Vinicius a los 59 minutos y las paradas de Courtois especialmente a Salah allanaron el camino a los de Ancelotti que una vez más dejaron patente que este es su competición y que cuando alcanzan la final nada se les resiste.

Con un juego solvente en defensa, poderoso en el centro del campo y eficaz en el ataque el Real Madrid logró su objetivo para completar una edición de la Champions perfecta que en las eliminatorias se cobraba como víctimas primero al PSG de Mbappé, luego al campeón de la pasada edición, el Chelsea y posteriormente en las semifinales al Manchester City de Guardiola. Y en la gran final a un Liverpool que hace cuatro años también tuvo que hincar la rodilla frente a los blancos. El Real Madrid recupera el trono de Europa. Es el rey de la Champions. Y nuevamente lo ha demostrado.

TENÍA QUE SER VINICIUS

Tenía que ser Vinicius. Tenía que ser el hombre que resucitó al Real Madrid en Mánchester y el hombre clave para la conquista de la liga, el que diera el manotazo en la mesa y firmarse con su nombre la décimo cuarta Copa de Europa del equipo blanco.

El futbolista brasileño, vilipendiado en sus inicios, por su falta de puntería, por sus bicicletas y por su perenne sonrisa pese a sus errores, puso su nombre a la altura de los grandes héroes de las noches madridistas. Si en el imaginario blanco cuando se habla de Ámsterdam el primer nombre que viene a la cabeza es el de Pedja Mijatovic, cuando se menciona Glasgow, aparece Zinedine Zidane, con Lisboa, asoma Sergio Ramos, y con Kiev, Gareth Bale, cuando el aficionado recuerde París, junto a Fernando Morientes, Steve McManaman y Raúl González, habrá un hueco para la sonrisa de Vinícius.

El brasileño, como un relámpago, apareció en el segundo palo para empujar un envío de Fede Valverde con el alma. Un disparo, un centro, lo que él quiera que sea, que pasó por delante de las narices de Ibrahima Konaté y de Virgil Van Dijk y que se posó en la bota de Vinícius.

Un regalo como el que tuvo en el Santiago Bernabéu al inicio de la segunda parte contra el Mánchester City. Aquel, recibido con mucha más violencia, se fue a la grada. Se le marcó como el culpable, si el Madrid caía ese día. Fue el salvavidas para volver a la eliminatoria y para soñar, y Vinícius la tiró por la borda.

Terminó pasando el Madrid, con 'Vini' como actor secundario, pero este 28 de mayo asumió el rol principal. Anotó delante de toda la parroquia blanca. A tan solo unos metros de él, los aficionados se estiraban para tocar a la figura brasileña. La distancia era insalvable, pero la afición le sentía cerca. Su gol le daba una Copa de Europa al Real Madrid, una oportunidad única en la historia, un privilegio a la altura de muy pocos.

Jugar una final de la Champions es algo para recordar toda la vida, marcar en ella es un lujo a la altura de unos pocos elegidos. Marcar el gol que te mete en la historia de una 'orejona' blanca es lo que diferencia a los mortales de los dioses. Desde este 28 de mayo, Vinícius ya es uno más del olimpo europeo del club más laureado de la historia.

COURTOIS, EL MEJOR DEL PARTIDO

Thibaut Courtois fue elegido hombre del partido en la final de la Liga de Campeones que el Real Madrid ganó ante el Liverpool en el Stade de France de París. El portero belga hizo hasta seis intervenciones de muchísimo mérito que mantuvieron al Real Madrid en el partido en todo momento. El arquero le sacó una disparo a Sadio Mané en la primera parte que tocó en el palo, cuando el marcador iba 0-0 y después evitó dos manos a mano de Mohamed Salah, que terminó desesperado en el suelo con el acierto de Courtois.

Courtois fue de los primeros en ir a agradecer a la afición madridista el apoyo y se acercó a la grada en la que estaban los suyos, llevándose las manos a la cara primero, por la emoción y levantando los brazos más tarde para jalear al público. Courtois sucede en el palmarés de este premio a N'golo Kanté, que lo ganó la temporada pasada cuando el Chelsea derrotó al Mancherster City en Oporto. 

El Real Madrid, campeón de Europa
Comentarios