lunes. 27.06.2022

Un Real Madrid de dos caras acaba goleando al Alavés

Marco Asensio vuelve a calmar al líder de la Liga y manda callar al Santiago Bernabéu
                      Los jugadores del Real Madrid celebran el segundo gol de su equipo. EMILIO NARANJO
Los jugadores del Real Madrid celebran el segundo gol de su equipo. EMILIO NARANJO

El Real Madrid pasó de los silbidos que despidieron a los jugadores al descanso, tras un primer acto plano y sin ideas, a la ovación con la que la afición madridista premió la reacción, el reencuentro con la pegada desatada de nuevo desde un zurdazo de Marco Asensio, para tumbar al Alavés (3-0) y recuperar la esperanza de cara a una remontada europea ante el PSG.

Las derrotas en partidos señalados son golpes directos a la autoestima de un equipo. El Real Madrid necesitaba recuperar confianza perdida, alejarse de las dudas mostradas desde el inicio del año, afinar puntería. Las consecuencias del duelo de París quedaron reflejadas en el primer acto, pero su último partido de local en el estadio donde buscará una noche mágica con remontada, acabó dejando buenas sensaciones gracias a los goles.

Hasta ese momento al equipo de Ancelotti le restan dos partidos lejos de su estadio. Las dinámicas marcan el estado de salud y este Real Madrid transitaba por un bache del que mostró intención de salir. Sin fluidez en su fútbol en la primera mitad, con un dominio que se convierte en intrascendente en la fase final de cada jugada. Dificultó la generación de peligro sin asociaciones de calidad en los últimos metros. Así, todo se redujo a un remate tímido de Marco Asensio y un disparo centrado de Luka Modric. Nada que ver a lo mostrado en la segunda.

El pulso madridista lo marcan Vinícius y Karim Benzema. Se disparaba cuando conectaban en partidos pasados, y cuando parecía que hasta lo hacían con dificultad.

Un Real Madrid de dos caras acaba goleando al Alavés
Comentarios