sábado. 03.12.2022
Baloncesto

El Real Madrid conquista la supercopa ante el Barcelona (89-83)

El conjunto blanco comienza la era Chus Mateo venciendo en la prórroga a un Barça superior hasta que aparecieron Llull y Tavares
madrid
El Real Madrid conquista una nueva supercopa. J. M. VIDAL

La emoción estuvo servida en tierras sevillanas. El Real Madrid consiguió sumar una nueva Supercopa a sus vitrinas, la primera de la era Chus Mateo y la quinta consecutiva, después de imponerse en la final al Barcelona prórroga mediante. El conjunto blanco logró revalidar el título cosechado un año atrás en el Pabellón Insular Santiago Martín de San Cristóbal de La Laguna, viéndose las caras por enésima vez con su gran rival.

Los dos grandes colosos del baloncesto español volvían a encontrarse con un título en juego tras eliminar con solvencia el pasado sábado a Betis y Joventut Badalona en semifinales. Entre madrileños, campeones de la última Liga Endesa, y catalanes, vencedores de la Copa del Rey el pasado curso, quedaba una vez más todo por decidirse.

El grupo dirigido por Chus Mateo, que ya estuvo al frente del equipo meregue en la pasada final de la Liga Endesa debido al estado de salud de Pablo Laso pero oficialmente aún no era el primer entrenador, golpeó primero en el Palacio de Deportes de Sevilla llevándose el primer cuarto por un parcial de 17-15. El conjunto madridista tomó la primera ventaja, pero nada estaba dicho. Los azulgranas realizaron un espectacular segundo cuarto, en el que vencieron por una decena de puntos de diferencia, lo que les permitió marcharse a vestuarios por delante en el tanteador.

Los catalanes estaban brillando ante su gran rival y parecían bastante superiores tanto en acierto en el tiro como en la dirección de juego y sobre todo la intensidad defensiva, pero sabido es que el Madrid nunca baja los brazos. Si los azulgranas se habían impuesto con rotundidad en el segundo parcial, el conjunto madridista no iba a ser menos, haciéndose con el tercer cuarto (26-12) para voltear el marcador. La alegría cambiaba de bando de nuevo con un brillante Llull, que con tres triples consecutivos fue clave, pero el título no estaba todavía decidido. Los duelos entre Real Madrid y Barcelona nunca dejan indiferentes a nadie.

El bloque liderado por Jasikevicius no iba a permitir que la cosa quedara así, forzando la prórroga después de un último cuarto en el anuló la ventaja blanca a escasos segundos para el final. Deck trató de evitar el tiempo extra con un triple casi a la desesperada, errando en el intento. Diversión y emoción El encuentro viviría cinco minutos más para deleite de los presentes, que podían seguir disfrutando del gran espectáculo que estaban brindando. Ya en la prórroga serían los madridistas los que llevaran el título a sus vitrinas en un apoteósico final. El conjunto madrileño se impuso a su eterno enemigo por seis puntos de diferencia (89-83), pero no fue hasta el último minuto cuando los de Chus Mateo terminaron de desnivelar la balanza para sumarla novena Supercopa a su palmarés con un gran Walter Tavares, imponente y decisivo en ese último arreón.

En definitiva, las actuaciones de Llul y Tavares fueron determinantes una vez más para que los blancos consiguieran sumar un nuevo trofeo a su palmarés. Los tres triples consecutivos del balear fueron fundamentales en la reacción madridista, unidos al sensacional final del caboverdiano, que se fue hasta los 24 puntos para que el título pusiera rumbo hasta la capital de España.

El Real Madrid conquista la supercopa ante el Barcelona (89-83)
Comentarios