miércoles. 10.08.2022

«No renunciamos a nada, el equipo aspira a ascender a la categoría de División de Honor»

A base de trabajo y esfuerzo, Andrés Suárez Sánchez y Marcos Álvarez García querían llevar a su club a competir con los mejores equipos juveniles de España. «Pero hacerlo sin cobrar a ningún futbolista por formar parte del proyecto y elegirlos por aptitud y actitud de cada uno de los futbolistas que componen el equipo que milita en la categoría Nacional Juvenil», afiman los dos propietarios del Club Deportivo Isoba.

Y la distancia no fue problema. Mientras Andrés Suárez desarrollaba su labor profesional en Estados Unidos e inyectaba al club de recursos y de su visión y estrategia para avanzar, Marcos Álvarez, por su parte, establecía las bases de la operación en Madrid y llevaba al Isoba a contar con las mejores infraestructuras de campo de juego, entrenamiento y cuerpo técnico. «Ahora en el 2022 el club está consagrado en Liga Nacional Juvenil y con muchísimo orgullo ha llegado a un acuerdo para formar parte de la familia de la Cultural y Deportiva Leonesa a través de un convenio de colaboración. Estamos orgullosos de codearnos con los mejores equipos de España. Además, nuestro objetivo está el de ascender a División de Honor. Antes de la pandemia estuvimos a punto de conseguirlo», aseguran Andrés y Marcos.

«No renunciamos a nada, el equipo aspira a ascender a la categoría de División de Honor»
Comentarios