jueves 2/12/21
Un momento de la presentación del corro. MARCIANO

A. Barreñada | León

Palacio de Deportes de León, sábado 11 de junio, ocho de la tarde: el reto legendario se renueva en un desafío singular y esperanzador. ‘¿Hay quién luche?’

En el ayuntamiento de la ciudad se presentaba en la mañana de ayer el gran corro que desde la iniciativa ‘Desafío Lucha por la Montaña’ se ha venido gestando a lo largo de casi un año. Carlos Fernández, el de La Vecilla, artífice de la propuesta junto a Víctor Llamazares, el de Valderrueda, y un gran colaborador con ella, David San Miguel, acompañados del concejal de deportes, José María López Benito, el director de comunicación de Caja Rural, Narciso Prieto, el gerente de Eulsa, Juan Luis Díez y el responsable de Sport3León (los patrocinadores), definían lo que se pretende y describían la fórmula planteada para conseguir que ésta sea, como se ha propuesto, una de las mejores ocasiones de los cintos en las últimas décadas.

El primer objetivo, conseguir atraer y fidelizar el imprescindible nuevo público; junto a ello, ganarse también a empresas e instituciones para el patrocinio y cooperación con el que es deporte y mucho más, haciendo posible la demostración de que la lucha leonesa puede generar y gestionar sus propios recursos.

A la par de ello, y no en menor grado, sumar empeño para el reconocimiento como Bien de Interés Cultural. Todo ello, y más, sin ningún ánimo de ‘oposición’, todo el de integración y con un referente fundamental: el desarrollo de la Montaña leonesa.

Hora y media de lucha, dos equipos, ‘Ribera y Montaña’, en formato innovador y espectacularidad en los recursos de puesta en escena, son algunas de las herramientas.

Se dispondrá de transporte desde el cauce de «los seis ríos de la Lucha» y hay una especial atención a personas con capacidades especiales.

Respuesta a un reto histórico