domingo. 26.06.2022
Fútbol | Liga de Naciones Uefa

Cuatro reválidas para La Roja

España inicia su preparación para los partidos que tiene en el horizonte, el primero el jueves frente a Portugal

República Checa por dos veces y Suiza completan un libro de ruta intenso

                      Luis Enrique dirigió ayer la primera sesión preparatoria del combinado nacional. KIKO HUESCA
Luis Enrique dirigió ayer la primera sesión preparatoria del combinado nacional. KIKO HUESCA

La selección española de fútbol ya encara la última ventana internacional de la temporada, con hasta cuatro partidos oficiales, más que nunca, por aquello de la sensible incidencia en el calendario del Mundial de Catar, el primero que se disputará más allá de las habituales fechas veraniegas, su emplazamiento natural durante casi un siglo de historia.

España se enfrenta ahora a los cuatro primeros partidos de la fase de grupos en la tercera edición de la Liga de Naciones, competición de la que es actual subcampeona tras la final que perdió en octubre contra la Francia de Benzema y Mbappé en Milán. Con la resaca de la Liga de Campeones conquistada por el Real Madrid en París y dos jugadores blancos en la convocatoria -Dani Carvajal y Marco Asensio-, los internaciones llegaron a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas a lo largo de la mañana, para realizar ya por la tarde el primer entrenamiento a las órdenes de Luis Enrique.

Y es que no hay tiempo que perder, pues La Roja se mide el jueves en el Benito Villamarín de Sevilla a un rival de altura, la Portugal de Cristiano Ronaldo, Bernardo Silva o Bruno Fernandes. El primer campeón de la Liga de Naciones en 2019 es a priori el adversario más potente en el camino hacia la final a cuatro del próximo año, a la que solo accede el mejor de cada uno de los cuatro grupos.

El domingo, la selección española se verá las caras en Praga con la República Checa, un clásico de las fases finales de la Eurocopa, antes de desplazarse a Ginebra para medirse a Suiza el jueves 9 de junio, con cuentas pendientes en el conjunto helvético, al que España eliminó en los penaltis en los cuartos de final de la última Eurocopa. Ya el domingo 12, La Roja cerrará esta atípica ventana de junio recibiendo al combinado checo en La Rosaleda de Málaga.

Ansu Fati como atracción La fase de grupos de la Liga de Naciones se cerrará a finales de septiembre, cuando España recibirá a Suiza en un estadio aún por definir y devolverá la visita a Portugal en Braga en las últimas citas previas al Mundial de Catar, entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre. El torneo servirá por tanto como puesta a punto competitiva para un equipo ya muy reconocible.

Poco tiene que ver este bloque de jugadores totalmente consolidado desde la Eurocopa con aquellas primeras convocatorias de Luis Enrique plagadas de novedades. La continuidad marca la pauta a seguir con el Mundial a la vuelta de la esquina, más allá de lesiones como las de Pedri, Oyarzabal, Yéremy Pino o Laporte -una vez comunicada la convocatoria-, cuatro habituales cuyas ausencias han abierto las puertas de la selección española a meritorios como Thiago Alcántara, Asensio, el retornado Ansu Fati o Diego Llorente.

La joven perla del Barça, cuya meteórica progresión se ha visto frenada por los problemas físicos, no se pone la camiseta de La Roja desde octubre de 2020, antes de su primera lesión grave, y es por lo tanto una de las grandes atracciones de esta ventana de máxima exigencia y fechas complicadas, una vez finalizada la temporada en cuanto a competición de clubes.

Cuatro reválidas para La Roja
Comentarios