viernes. 03.02.2023

Los Reyes regalan las entradas para que los niños animen al León

Además, los socios podrán invitar a una persona al partido del viernes ante el Murcia
Para celebrar la llegada de los Reyes Magos, y con el fin de que la afición leonesa se haga notar en el partido de este viernes, el Baloncesto León regalará las entradas a todos los niños menores de 14 años para el partido que disputará el León Caja España contra el Polaris World CB Murcia. Además, los socios del club podrán ir acompañados por otra persona al partido, sólo con presentar el carné de afiliado. Finalmente, los aficionados del equipo de baloncesto leonés, también recibirán una invitación al sacar la entrada para este partido. Pero ésta no es la única acción que los componentes del Baloncesto León han realizado estas navidades. Una representación del equipo dejó los entrenamientos de la mañana de ayer para acercarse al Hospital de León y dedicarla a los niños que estos días no pueden pasar las fiestas en casa. Los jugadores Pedro Rivero, Maurice Jeffers, Mike Higgins y Rubén Méndez; el segundo entrenador, Javier Gonzalo; y el delegado, Julián Mateos, repartieron peluches y muñecos entre los niños ingresados en la planta de pediatría del Complejo Hospitalario. Esta visita, que se repite año tras año, es una de las actividades sociales que realiza el club de baloncesto leonés. Los niños acogieron con sorpresa la visita. La mayoría de ellos no superaban los cuatro años y su estatura, como es lógico, apenas llegaba a la rodilla de sus visitantes. Por eso, y por la presencia de varias cámaras de televisión en las habitaciones de la planta segunda del Princesa Sofía, algunos dejaron escapar alguna que otra lágrima. Pero, por lo general, todos los males terminaban al abrir cada uno sus regalos. La representación del Baloncesto León fue pasando por cada una de las habitaciones, en total alrededor de una veintena de niños pasaron la mañana de ayer un poco más amena de lo habitual. Los jugadores repartieron los regalos y fueron hablando con cada uno de los niños, les ayudaron a abrir los paquetes, firmaron algún autógrafo e incluso comentarios algún detalle de la temporada con los padres y familiares de los niños. El base Pedro Rivero reconoció que, a pesar de ser un poco duro, «porque no sabes la razón por la que los niños están ingresados» le gusta realizar acciones de este tipo al margen de los entrenamientos; «Ya que no pueden pasar estos días en su casa, si podemos hacer que salgan de la rutina y pasen un rato más agradable ya es algo». Un poco más impresionados quedaban los niños cuando eran Maurice Jeffers y Mike Higgins los que aparecían por la puerta de sus habitaciones. Este último también disfrutó en la visita: «Me gustan los niños, y está bien ver cómo se ríen un poco. Con actos como éste intentamos romper un poco con la rutina que estos niños tienen cada día en el hospital».

Los Reyes regalan las entradas para que los niños animen al León
Comentarios