martes 29/9/20
Pesca

Ríos con caudal y muchas truchas

Las primeras semanas de la temporada presentan una situación favorable para los pescadores

Se espera un mes de junio con cifras superiores a otros años

Las aguas del río Órbigo son de las más demandadas como escenario para la pesca. MARCIANO PÉREZ
Las aguas del río Órbigo son de las más demandadas como escenario para la pesca. MARCIANO PÉREZ

Se hizo de rogar a causa de condicionantes externos pero que afectaron a todo el país. Y tras la puesta de largo en el caso de los ríos leoneses el 25 de mayo en su totalidad (algunas zonas como el Bierzo lo hicieron una semana antes) la situación no ha podido ser mejor para los aficionados a la caña y el sedal. Con dos meses de demora buena parte de ellos desempolvaron los utensilios de pesca y a lo largo de estas jornadas se han dejado ver por los cientos de kilómetros de ríos que existen en León. Eso sí, los de fuera de la provincia que también se han enamorado de aguas con tanta tradición aún tendrán que esperar a compartir escenario algunas fechas.

Para los que ya han comprobado como transita la actividad piscícola las perspectivas están siendo más que destacadas, en líneas generales en las aguas tanto controladas como no de los ríos leoneses. Caudales más que notables y una población de peces considerable en especial de truchas cuyo tamaño también es de elogiar para una temporada en la que desde el Torío al Omaña, pasando por el Luna, Órbigo, Porma, Burbia o el Cúa todos presentan una situación m´s que loable en estos primeros días de una temporada que ha retrasado su puesta de largo que los pescadores esperan que pueda también hacerlo en su conclusión más allá de agosto en unos casos y de octubre en otros, algo que están demandando los aficionados y que sin duda alguna repercutiría según apuntan en no sólo posibilitar que esta actividad mantenga un estatus importante, también para el buen hacer de la economía de ciertas zonas de la provincia a las que la pesca está posibilitando incluso puestos de trabajo.

En todos los escenarios
Del Órbigo al Cúa o del Torío al Omaña , la mayor parte de los ríos presentan una situación muy positiva

Todo está en el aire pero los pescadores esperan que se llegue a una solución en una temporada que incluso apunta a mejorar los registros de las precedentes La existencia de caudales altos y el hecho de que durante dos meses o algo más se ha dejado campar a sus anchas a las truchas al levantarse la posibilidad de pescar más tarde van a ayudar a que los miles de pescadores leoneses y también los muchos otros que visitan estos escenarios con sus cañas pueden tener jornadas enormemente satisfactorias.

También para la pesca sin muerte que a lo largo de los últimos años ha ido ganando adeptos y que se está consolidando como una alternativa en la que la pesca y la sostenibilidad se dan la mano de forma correcta.

Y todo con la trucha como gran protagonista y también como una pieza apetecible que en este 2020 está mostrándose con un número destacable. Y lo bueno para los aficionados es que las diferencias entre unos rios y otros ya no son tan acusadas a la hora de cumplimentar una jornada en positivo. La mayoría cuentan con caudales favorables y también con una población nada desdeñable de la gran estrella en la provincia, la trucha.

Las perspectivas para las próximas semanas apenas diferirán de las dos que suma la temporada en los ríos leoneses. Se esperaba que así fuese aunque el hecho de que esta se iniciara más tarde de lo esperado y con las circunstancias marcadas por el Covid-19 la incertidumbre ha estado ahí.

Gráfico-pesca
CLIC PARA AMPLIAR

Ríos con caudal y muchas truchas