lunes. 03.10.2022
Copa del Rey

Rugido histórico del Athletic ante el Levante

Levante 1 Athletic Club 2 El equipo bilbaíno hace la gesta de colarse en las dos finales de Copa
Los jugadores del Athletic celebran el pase a la final. MANUEL BRUQUE

En la Copa del Rey de la emoción a raudales y las prórrogas por doquier no cabía otra resolución para el segundo finalista y la igualada eliminatoria entre Levante y Athletic que la del drama. Los leones, con un punto más de experiencia y habituados a las emociones fuertes coperas, resolvieron en el tiempo extra (1-2), con un tanto ‘in extremis’ de Berenguer, dotado de un punto de fortuna que premió el mayor empuje rojiblanco y la arriesgada apuesta de Marcelino por aguantar todas sus balas hasta los minutos finales.

El Athletic echaba mano del balón parado y el poderío aéreo de Raúl García como armas predilectas en el cuerpo a cuerpo, mientras el Levante amenazaba con la velocidad al espacio de Morales. Precisamente en una de esas jugadas que nacen de las cabalgadas del ‘Comandante’ por banda izquierda el balón le cayó a Roger en el área, donde se maneja a la perfección. El ‘9’ se giró con electricidad y remató para adelantar al Levante y consolidar su ventaja del gol en la ida en San Mamés.

El tanto no cambió el ritmo alto de juego. El Athletic opositó al empate con un buen centro con rosca de De Marcos y cabezazo desviado de Muniain. En tanto, Morales a lo suyo, avisando de nuevo con un remate con comba. Otro buen velocista, Williams, encontró espacios para explotar su mayor virtud y sirvió para la incorporación de Raúl García, al que Duarte derribó en el área con el consiguiente penalti. El propio jugador navarro pateó con su habitual seguridad para fabricar el empate y llevar la eliminatoria a la máxima igualdad posible.

Avanzada ya la segunda parte comenzaban a aparecer los estragos físicos y la resolución del ‘thriller’ futbolístico caminaba directa hacia la prórroga. Marcelino aún no se había girado hacia su propio banquillo, pero eso no impidió que se mantuviese un cierto dominio rojiblanco. Pese a ello, el que más cerca estuvo del gol al principio de la prórroga fue el Levante, con un golpeo de falta de un especialista como Bardhi que Unai Simón desbarató con un paradón. Ya en mitad del aluvión de sustituciones que estaban pendientes, el duelo parecía condenado al infarto de los penaltis, pero Berenguer se alió con la suerte para que su disparo rebotase en Vukcevic y llevar así al Athletic a su tercera final en unos meses.

Rugido histórico del Athletic ante el Levante
Comentarios