lunes 23/5/22

Las integrantes del equipo técnico de gimnasia rítmica del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de León Ruth Fernández y Nuria Castaño se consideran, según señalan en un comunicado, «víctimas de un linchamiento injustificado» tras ser apartadas de su responsabilidad por un supuesto maltrato a una gimnasta. Todo surgió tras hacerse pública la resolución del Consejo Superior de Deportes (CSD) ante la denuncia planteada por la madre de Claudia Jaimez, que apreciaba «indicios ciertos de comisión de abuso y acoso».

En este sentido añaden haberse quedado «totalmente desamparadas, sin posibilidad de réplica» y denuncian que se han conculcado los derechos más fundamentales de cualquier ciudadano. Sin entender, dicen, «la actitud y cómo se ha gestionado» el asunto por el CSD en un año olímpico «con una falta total de fundamento y razonamientos», recoge el comunicado hecho público ayer.

Ruth Fernández: «Me sorprende la actitud del CSD y su falta de razonamiento»
Comentarios