jueves 24/9/20

La Segunda se fija en la Cultural

Dioni Villalba y Juan Carlos Menudo interesan al Málaga CF y Andy Kawaya al Sporting de Gijón, mientras Ricard Pozo intensifica las negociaciones para cerrar el fichaje del nuevo entrenador blanco
La buena temporada realizada por Kawaya no ha pasado desapercibida para el Sporting. FERNANDO OTERO
La buena temporada realizada por Kawaya no ha pasado desapercibida para el Sporting. FERNANDO OTERO

La Cultural está de moda entre los equipos de superior categoría, o al menos así lo parece al estar fijándose en sus futbolistas equipos de Segunda División.

Juan Carlos Menudo y Dinoni Villalba, como ya adelantó este periódico, están en el punto de mira del Málaga CF para incorporarles a su plantilla para afrontar la próxima temporada, mientras el Sporting de Gijón se muestra interesado en Andy Kawaya, tres jugadores importantes en el equipo leonés a las órdenes de José Manuel Aira.

El equipo malagueño lleva ya tiempo siguiendo las evoluciones de ambos atacantes culturalistas, mientras el asturiano busca un futbolista de sus características, habiéndose fijado en el jugador belga.

El recorte en el presupuesto que sufrirá el equipo leonés, en torno a un 40%, pasando a ser en torno a los 1,5 millones de euros frente a los 2,5 de la temporada recién finalizada puede marcar la salida de varios jugadores de la entidad leonesa, sobre todo los que tienen los contratos más altos, algo que se agravará con la llegada de los cedidos a otros clubes, casos de Aridane Santana y Vicente Romero, a los que se une Antonio López, que también regresa tras su cesión en el Hospitalet.

La contratación del nuevo entrenador será decisiva para conocer finalmente los jugadores que saldrán del equipo leonés, aunque las negociaciones se muestran largas y difíciles si los futbolistas no tienen un nuevo destino, centrándose las principales dudas sobre la continuidad de Leandro Montagud, Julen Castañeda, Samu Araujo, Sergio Marcos, Antonio Martínez y Julián Luque, además de los cedidos que regresan a sus equipos de origen.

Ricard Pozo sigue buscando un entrenador de garantías para llevar a buen puerto las aspiraciones de la Cultural, que no son otras que las de regresar al fútbol profesional, en una temporada que se presenta particularmente difícil ya que serán treinta los equipos aspirantes a cuatro plazas de ascenso, en la que ya no se primera la primera posición final del grupo al ser cinco los que compondrán este año la categoría divididos en diez subgrupos de diez equipos cada uno o, como mal menor, hacerse con un sitio en la Segunda División Pro de nueva creación y que comenzará su andadura en la temporada 2021/2022.

La Segunda se fija en la Cultural