miércoles 26.02.2020
ATLETISMO. EL PLUSMARQUISTA EUROPEO SE PONE A PUNTO PARA LOS JUEGOS

Sergio estrena su túnel de viento

El subcampeón del mundo de los 3.000 se prepara para los Juegos con un sistema que elimina los condicionantes climatológicos para ganar en velocidad. La mejora llega a cinco segundos por kilómetro.
Sergio estrena su túnel de viento

Sergio Sánchez tiene entre ceja y ceja los Juegos de Londres. Y para ello no está escatimando esfuerzos. Sabe que después de una temporada irregular el 2012 debe ser su año y nada mejor que lucir su condición de ‘superclase’ en la cita más importante del mundo. Una de las ayudas con las que contará el gordonés a lo largo de estos meses es con la de un túnel de viento ‘portátil’ con el que pretende no sólo mejorar la carga de entrenamiento, también mejorar sus registros que con este invento pueden suponer entre cuatro y cinco segundos por kilómetros.

El subcampeón del mundo de los 3.000 metros y plusmarquista continental en la misma distancia y los 2.000 estrenaba precisamente ayer el nuevo invento con el que pretende subir al podio en los 5.000. Para ello el gordonés ha contado con el apoyo de Juan García Ferreras, encargado de convertir en realidad una idea que, a pesar de que cuenta con apenas unos días de vida, ya ha concitado el interés de alguno de los atletas más importantes del panorama internacional. «Aún no la hemos patentado pero ya se ha puesto en contacto conmigo un atleta norteamericano que quiere construir otra», apunta Sergio.

El mini-túnel de viento que el subcampeón del mundo se ha costeado de su propio bolsillo tiene entre otras peculiaridades la creación de unas condiciones idóneas a nivel atmosférico para el atleta protegiéndole del viento, lluvia y otras inclemencias. «Dentro estás como si corrieras en una pista cubierta, incluso mejor. Si he de poner un ejemplo es como si compritieras resguardado por otros 20 atletas». Estas condiciones óptimas se focalizan en un habitáculo de dos metros y medio de longitud y 2’10 metros de altura resguardado por una lona transparente. A cada lado, una rueda independiente eliminando el eje que podría dificultar la posición del atleta.

Para que la velocidad coincida con la del atleta el habitáculo cuenta con una zona de unión a un vehículo (desde motocicleta a coche) que tira de él conforme le marca la persona que va en su interior por un intercomunicador. «Tiene de todo, aunque parezca algo básico. Prueba de ello es que dispongo de hasta un cronómetro. Y todo con un peso de apenas 20 kilómetros. Además, se han cuidado hasta los más m».

Sergio Sánchez lo tiene claro. «Hoy por hoy y salvo los túneles de viento que existen en espacios cerrados el nuestro es el único que un deportista puede utilizar en el exterior y eso, sin duda alguna, debe llevarme a cotas importantes».

Después de la cámara hipobárica que tan buenos resultados firmó en el 2010 ahora le toca el turno a un nuevo método por el que Sergio pretende mejorar hasta cuatro segundos por kilómetro. «Con ese tioempo no sólo optaría a un puesto destacado en los Juegos, también al podio. Eso sí, tengo que ir paso a paso, optimizando los recursos que tengo a mi disposición y este mini-túnel del que tiene mucha culpa Juan García es esencial».

Sergio estrena su túnel de viento