lunes 23/5/22
                      Rakitic abrió la cuenta sevillista con un zapatazo desde fuera del área. JOSE MANUEL VIDAL.
Rakitic abrió la cuenta sevillista con un zapatazo desde fuera del área. JOSE MANUEL VIDAL.

Un gol del argentino Lucas Ocampos noqueó al Atlético de Madrid en el minuto 88, cuando subió al marcador el 2-1 para el Sevilla en el partido de la decimoctava jornada de Liga disputado ayer en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, tras el que el conjunto andaluz se afianza en la segunda plaza y hace salir a los madrileños de los puestos de la Liga de Campeones.

Felipe Augusto, a los 33 minutos contrarrestó para el Atlético de Madrid el que logró el croata Iván Rakitic a los siete, pero en la segunda, cuando los visitantes parecían mas entonados en busca de la victoria, fue el Sevilla el que la logró pese a que en el último minuto Joao Félix estrelló un balón en el larguero que pudo suponer un nuevo empate.

Se presentaron dos equipos en el estadio sevillista con bajas significativas y dudas en su juego, lo que en el caso del conjunto colchonero, vigente campeón de LaLiga, le dejaba a trece puntos del líder, el Real Madrid, después de que en la anterior jornada perdiera en el Santiago Bernabéu y la anterior frente al Mallorca en el Wanda Metropolitano.

El conjunto andaluz, por su parte, llegó a la cita segundo en la tabla con cinco puntos más que el madrileño, gracias, sobre todo, a su efectividad como local, condición en la que hasta ahora había ganado seis encuentros y solo cedió un empate. Ambos, que disputarán la próxima semana los encuentros que le fueron aplazados en los inicios del torneo, tenían la oportunidad, en un partido exigente, de disipar algunas de las incertidumbres que han creado.

Como se preveía, arrancó el partido intenso y con un primer susto que el argentino Ángel Correa le dio a los locales tras un fallo del central francés Jules Koundé y un remate desde muy lejos ante lo adelantado del meta marroquí Yassine Bono. Pero la respuesta no se hizo esperar y el croata Iván Rakitic, antes de que se cumpliera el minuto siete, se fabricó un zambombazo también desde muy lejos para ponérsela imposible al portero esloveno Jan Oblak. los visitantes encontraron una de sus escasas vías de penetración, que acabó en un córner, y a su salida el central brasileño Felipe Augusto ganó bien la posición para rematar de cabeza el empate. Pero Ocampos regaló los tres puntos al Sevilla al final.

El Sevilla sí cree en esta Liga