miércoles 25/5/22

El Sevilla volvió a empatar, en este caso a cero (0-0), un resultado que no le vale para amarrar los puestos de la Liga de Campeones cuando le restan dos jornadas para que concluya el campeonato, las mismas que al Mallorca, que con el punto sumado se mantiene en puestos de descenso pero queda con vida en la busca de la salvación.

El conjunto andaluz estuvo, como en jornadas precedentes, sin un juego claro y ello le costó crear ocasiones de gol pese a que casi siempre tuvo el control del encuentro, mientras que los baleares trabajaron mucho con la idea de sorprender en alguna ocasión pero sobre todo en que su meta no fuera perforada. El equipo de Julen Lopetegui llegó al partido después de hacer dos muy discretos, en casa ante el Cádiz (1-1) y en Villarreal (1-1), y además en éste último perdiendo la primera oportunidad de certificar la clasificación para la Liga de Campeones, por lo que buscó en este ese triunfo que le metiera en la próxima ‘Champions’.

Fueron los avisos del Sevilla ante un adversario que redobló sus esfuerzos en la presión para impedir que el balón se acercara demasiado por su área y que con el paso de los minutos entrara la desesperación o la precipitación en los de Lopetegui.

Con el 0-0 se fue el choque al descanso para dar paso a una segunda parte en la que el Sevilla quiso otra vez llevar el peso y también ponerle mas velocidad a sus ataques, aunque no consiguió crear verdadero peligro ante un rival bien replegado y que de vez en cuando asustó como en un remate del kosovar Vedat Muriqi al que respondió bien Bono.

Ninguna de las dos formaciones logró su objetivo en un partido ya sin control que se prolongó siete minutos, en los que los locales lo intentaron, como en un cabezazo de En-Nesyri con paradón de Manolo Reina y también antes otra de Pablo Maffeo para los visitantes, aunque acabaron sin éxito. Reparto de puntos insificiente para ambos.

El Sevilla sigue sin pegada ante un Mallorca que cree
Comentarios