lunes 17.02.2020

Sigue la maldición de ‘La Catedral’

Sigue la maldición de ‘La Catedral’

A. O. | pamplona

La maldición de la ‘Catedral’ continúa. Hay que remontarse a 2012 para contabilizar la última victoria del Abanca Ademar en el viejo feudo del Anaitasuna. Ayer ambos equipos volvieron a citarse ayer en el pabellón pamplonica y... la maldición no se quebró. El equipo de Rafa Guijosa no pudo imponer su estilo de juego y acabó cayendo por 27-22 en la que es su primera derrota de esta temporada.

Mal partido en definitiva del Ademar en el feudo del Helvetia Anaitasuna, donde sólo consiguió mandar en el marcador y en el juego durante los primeros minutos. Después los pamploneses impusieron su defensa a un ataque leonés atascado y manejando siempre una diferencia de cuatro cinco goles se llevaron el choque con cierta comodidad y relativa facilidad.

Costoya inauguró el marcador en ´La Catedral´ en lo que suponía una buena salida a pista de los leoneses. Un segundo consecutivo suyo mantuvo al Ademar mandando en el marcador durante los primeros cinco minutos, en los que el meta Sergey Hernández se erigió en protagonista con sus buenas paradas. Después el Ademar quedaría completamente seco en ataque y pese a que su portería siguió a buen nivel sus errores constantes en la definición le penalizaron y encajó en muy poco tiempo un parcial de 4-0 que hizo saltar todas las alarmas. Lograron frenar la sangría pero sólo momentáneamente porque su rival también anotaba y además seguía defendiendo a un alto nivel. Con 6-3 Rafa Guijosa paraba el partido.

A vuelta a pista Anaitasuna tuvo ciertos problemas para marcar pero los de Pamplona seguían mostrándose superiores, con una defensa brillante y un ataque mucho más pausado que acababa encontrando muchas veces los espacios libres. Por su parte, el Abanca Ademar no encontraba fácil el camino al gol, pues incapaz de imprimirle velocidad a su juego sus ataques en estático se estrellaban de bruces contra el muro ideado por el entrenador pamplonés.

Con 12-8 a falta de cinco minutos para la llegada del tiempo de descanso el entrenador local pidió un tiempo muerto. La grada local se hizo notar y Helvetia Anaitasuna retornó a la pista dispuesto a agigantar la brecha. Los locales apretaron, y al final la diferencia marcaba una nueva máxima de cinco, 14-9.

Sirva de ejemplo que en el último minuto el especialista leonés Nacho Biosca paraba un siete metros, pero en la réplica Juanín tampoco superaba a Sergey Hernández desde la misma distancia, lo que suponía el segundo penalti fallado por los ademaristas en el primer periodo.

Pocas cosas variaron en el reinicio del choque tras la vuelta de vestuarios. El Ademar no conseguía mantenerse consistente durante muchos minutos y así resultaba muy complicado rebajar las diferencias. Dos buenas jugadas consecutivas y entonces Sergey Hernández frenaba en seco el lanzamiento en contragolpe de Mario López y Anaitasuna replicaba marcando. Al poco dos minutos para Álex Garza tampoco serían bien aprovechados por los visitantes, por lo que con 18-12 Rafa Guijosa volvía a pedir tiempo muerto. Reaccionaron los leoneses con rabia y un pundoroso Costoya, sin duda uno de los más destacados, pero sólo momentáneamente porque Sergey Hernández seguía haciendo de las suyas y su actuación en comparación con la más que discreta tarde de Cupara y Biosca suponía un buen resumen de lo que se estaba viendo. Las pocas alegrías leonesas no duraban demasiado y poco después, superado ya el primer cuarto de hora de la segunda parte 19-15, el reloj comenzó a correr veloz en contra un Ademar que no veía la manera de rebajar diferencias, 22-15 dos minutos más tarde.

En el último tramo del choque y pese a que el marcador todavía era recuperable no llegaría la esperada remontada ademarista, León continuó cometiendo fallos graves en ataque y teniendo despistes en defensa.

Rafa Guijosa también lo intentó y quemando todas sus bazas volvió a parar el partido a falta de seis para la conclusión, 25-17. Pero su grupo tampoco respondió esta vez y el duelo murió poco a poco sin que nada variara. En definitiva sigue la maldición y primera derrota en la liga.

Sigue la maldición de ‘La Catedral’