domingo 15.09.2019
EL LEONÉS TODOTERRENO

Sin resbalón en la nieve

Manuel Merillas, una de los mejores corredores nacionales de montaña, brilla también en su primera presencia en el Europeo de esquí de montaña.
Sin resbalón en la nieve

En las montañas de su Valseco natal descubrió que estba hecho para correr por ellas. Subir desniveles de más de mil metros, bajar otros tantos, correr y andar durante horas con lluvia, sol, barro o nieve. «Cuanto más larga y dura sea la carrera mejor se adapta a mis características», asegura este ultrafondista leonés que el pasado fin de semana ha vuelto a poner su nombre entre los mejores en el Campeonato de Europa de Esquí de Montaña celebrado el pasado fin de semana en la estación andorrana de Vallnord.

El viernes se colgó la medalla de bronce en la categoría sub 23 en la denominada Vertical Race, una cronoescalada con desniveles de 900 metros. Ayer domingo, en la prueba reina, la travesía individual, una prueba que reunió a toda la élite de la especialidad con desniveles de hasta 1.900 metros, acabó en una más que meritoria séptima posición teniendo en cuenta que era su primera participación en un Europeo.

Compitió con cerca de un centenar de atletas de selecciones de diferentes países y demostró que con unos esquíes en los pies también es competitivo. Si en carreras de montaña es una de las mejores promesas del país en esquí de montaña también da la talla.

«Este Europeo ha estado muy bien porque compites con los mejores y ves que estás arriba. Mi balance personal lo resumiría en dos palabras: objetivo conseguido porque mi intención era sadcar una medalla y me llevo la de bronce en la crono, comenta en relación a la prueba que abrió el viernes pasado esta gran cita continental con la nieve.

Ayer, en la prueba de travesía terminó séptimo. «Subo igual que los mejores pero bajando los rivales son muy buenos. Hay gente que ha competido en gigantes y en copas del mundo y en España la bajada más larga son ochocientos metros por pistas y fuera no es raro encontrarte con más de 2.000 metros y fuera de las pistas», comenta Manuel Merillas.

Sin resbalón en la nieve
Comentarios