jueves. 06.10.2022

Sólo Piqué tiene asegurada una plaza en la defensa frente al Nápoles

«Si hay un equipo que pueda darle la vuelta es el equipo de Zidane», afirma el entrenador del Manchester City Partirá con un 1-2 cosechado en el Bernabéu
El exculturalista Juan Manuel Lillo es el ayudante de Pep Guardiola. en el Manchester City DL

A falta de ocho días para la vuelta de los octavos de final de la Champions League entre el Barcelona y el Nápoles, el conjunto catalán tan sólo tiene asegurada la presencia de Gerard Piqué en el eje central de la defensa.

Samuel Umtiti está descartado por sanción y Clement Lenglet es seria duda a causa de sus molestias en la ingle derecha. Por otro lado, Ronald Araújo, a quien Bartomeu aseguró que la próxima temporada tendrá ficha del primer equipo, no estará disponible por un esguince en el tobillo derecho que se hizo en la final de la promoción de ascenso a Segunda División A con el filial.

Por si fuera poco, el jueves Jorge Cuenca, central del filial que esta semana se estaba entrenando con el primer equipo, se lesionó en el aductor de la pierna derecha y también es duda para el decisivo encuentro europeo que se disputará en el Camp Nou el sábado 8 de agosto.

Así, en Piqué, quien ha jugado 3.806 de los 4.410 minutos que ha disputado el conjunto azulgrana este curso, recaerá la mayor parte de la presión para frenar el ataque napolitano siempre que ningún contratiempo de última hora complique aún más la situación para Quique Setién. A estas alturas de la temporada, en el Barça se echa de menos la presencia de, por lo menos, un central más. Pero en el mercado de invierno el club decidió ceder Jean-Clair Todibo.

Pep Guardiola, entrenador del Manchester City, aseguró en una entrevista con Dazn que si hay un equipo capaz de dar la vuelta a la eliminatoria de Liga de Campeones del próximo 7 de agosto es el Real Madrid.

«Tenemos un buen resultado del partido de ida. Si jugamos con ese resultado, tendremos muchas dificultades para poder pasar. Hemos de intentar llegar al minuto 95 diciendo que hemos sido nosotros con lo bueno y lo malo que tiene el equipo», dijo el entrenador español, que partirá con un 1-2 cosechado en el Santiago Bernabéu.

«No hay que pensar demasiado en la ventaja que tenemos. Sabemos la ventaja que es. Si hay un equipo que pueda darle vuelta son estos grandes equipos, como también el Barcelona o el Bayern. Conocen estas competiciones y las saben jugar».

Sobre su rival en el banquillo el próximo 7 de agosto, Zinedine Zidane, Guardiola solo tuvo halagos. «Como jugador fue, bua… ¡Lo que me habría gustado jugar con él! Tuve la desgracia de encontrármelo en contra en la selección francesa. Hace muy bien al fútbol en los buenos y malos momentos y me alegro. Aunque la gente pueda no me lo pueda creer, porque es del Real Madrid, me alegro mucho que le vayan bien las cosas porque es muy bueno para el fútbol que le vayan bien las cosas a gente como él».

«Si ha hecho lo que ha hecho, ganando tres Champions seguidas, quitándole dos Ligas al Barça cuando el Barça en esta década ha dominado esta competición como ningún club en el mundo, demuestra su capacidad», añadió.

La plantilla del Real Madrid, por su parte, completó ayer la cuarta sesión preparatoria de la semana, en la que inició la cuenta atrás para regresar a la Liga de Campeones de fútbol y afrontar dentro de siete días en Manchester, contra el City, el partido de vuelta de los octavos de final.

El técnico francés Zinedine Zidane dirigió a sus hombres en una sesión que arrancó con ejercicios de elasticidad, esfuerzo y resistencia y en la que luego predominó el trabajo de control de balón y presión, antes de disputar un partido en dimensiones de juego reducidas, según informó el club.

Los campeones de liga regresarán hoy a las 11.00 horas a la Ciudad Deportiva de Valdebebas para seguir con la preparación del encuentro decisivo del día 7, en el que deben remontar el 1-2 encajado en el Bernabéu.

Sólo Piqué tiene asegurada una plaza en la defensa frente al Nápoles
Comentarios