viernes. 03.02.2023
VARIOS FUTBOLISTAS del Dínamo de Berlín alemán serán acusados de dopaje, a pesar de su involuntariedad, según revela el historiador Giselher Spitzer en su nuevo libro, cuyos estractos serán publicados hoy en la revista Der Spiegel . Las responsabilidades del régimen comunista en temas de dopaje se establecieron ampliamente a partir de los años 60 en deportes como el atletismo, la natación o el ciclismo, pero no existía hasta hace muy poco en el deporte rey, el fútbol. En su libro titulado Fútbol, Atletismo, Triatlón , Giselher Spitzer demuestra que 15 jugadores del Dínamo de Berlín consumieron sustancias dopantes sin su consentimiento. El club alemán les ofrecía bebidas sin identificar y les hacía tomar píldoras con sustancias dopantes presentadas como medicamentos. El actual técnico del 1860 Munich, Falko Gotz, jugador del Dínamo de 1979 a 1983, confirmó los hechos a Spiegel: «Durante tres o cuatro años tomé sustancias dopantes sin mi consentimiento». Según los expertos, cerca de 10.000 atletas entre los años 60 y 90 fueron dopados sin su consentimiento y casi un millar de ellos sufren una grave enfermedad. Los controles cruzados de sangre y orina serán puesto en práctica por primera vez mañana martes en el «Calcio» italiano, en la Serie A y B, según anunció ayer domingo la agencia ANSA. La Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y la Asociación de Jugadores Profesionales están en el origen de esta iniciativa, que el consejero médico de los jugadores, el doctor Piero Volpi, preconiza desde hace tiempo. «Esto es momento crucial. Servirá para reforzar la lucha contra el dopaje y mejorar la salud de los deportistas. Siempre hemos sido favorables a estas pruebas. El mérito es del presidente de la Federación.

La sombra del doping crece en Europa
Comentarios