martes. 05.07.2022
DL29P704F2-19-48-33-6.jpg

Sagrario González afronta otra fase de ascenso al frente del Atlético Astorga, un club emblemático del fútbol leonés. La presidenta del club maragato ha sabido conducir al equipo verde a sus más altas cotas desde que rige los destinos de la entidad desde hace once años. Una mandataria que siempre ha querido lo mejor para su Astorga. Y las pruebas ahí están. Los mejores registros son un hito para la historia dorada del Atlético Astorga.

—¿Cómo llega el Atlético Astorga a esta semifinal del play off de ascenso?

—Con una gran ilusión y además con una gran alegría, porque llevamos todo el año persiguiéndolo otra vez y no es fácil clasificarse para un play off de ascenso, que es el tercero que llevamos ya en estos años, además en un año tremendamente duro por el tema de la pandemia. Hay que jugar el partido. Equipo tenemos. Lo hemos logrado una jornada antes de terminar la competición. Más no podemos pedir.

—¿Pensaba que el Atlético Astorga iba a llegar a estas cotas cuando se hizo cargo del club?

—En su momento entré por intentar salvar el equipo y que no desapareciera. Después me fijé en el play off, un objetivo que a todo el mundo le gusta y que yo no sabía ni lo que era. No ha sido fácil conseguir en estos últimos años las cotas más altas de su historia, con lo cual no puedo sentir más que un orgullo tremendo.

—¿Cómo ha vivido estos últimos años de máximo esplendor del Atlético Astorga?

—Los últimos años son los más laureados del club, con ese ascenso a Segunda División B, además de jugar dos años en Segunda B y entrar en dos play offs en estos últimos años. Esta es la tercera fase de ascenso. El objetivo está cumplido y ahora que sea lo que Dios quiera. También hay que recordar que para llegar hasta aquí no ha sido sólo una labor nuestra, sino de todos los exjugadores, expresidentes, exdirectivos... que han pasado estos años por el club y que han ido poniendo su ayuda y su granito de arena.

—¿Cuál es el mejor recuerdo que no se le borra de su mente de sus once años al frente del Atlético Astorga?

—Me quedo con el play off antes de ascender, sobre todo con el partido ante el Mensajero. Creo que fue un encuentro que no se nos olvidará a ninguno de los que lo vivimos ese día. Quizás lo recordaremos tanto como ese otro partido frente al Laredo, que fue ya la eliminatoria en la que ascendimos. Son dos momentos históricos para el club, que creo que son de los logros más bonitos que hemos vivido. Luego también quedará en nuestro recuerdo la suerte en Segunda División B de pisar campos como los del Real Murcia, el Real Oviedo... y tantísimos otros estadios que nunca habíamos pensado en salir a jugar de tú a tú a unos rivales que sobre el papel tienen la consideración de grandes dentro del fútbol español, porque han llegado a jugar durante muchas temporadas en Primera División. Recibir en La Eragudina al Real Oviedo, creo que nadie en Astorga había soñado nunca con ello. Tuvimos la suerte de vivirlo. Es para estar contentos y valorarlo en su justa medida todo lo que se ha podido hacer durante todos estos años.

—Y en el aspecto personal ¿de qué está más orgullosa?

—De haber aportado mi granito de arena a que el Atlético Astorga sea un club referencia y respetado no sólo en Castilla y León, sino también en España. Ahora en cada temporada siempre luchamos por subir, en este caso a Segunda RFEF. Vamos a volver a intentarlo porque Astorga lo merece. Será algo muy difícil y complicado. Todo esto nos hace valorar lo mucho que se ha hecho en estos últimos años en el Atlético Astorga.

—¿Es optimista ante el Mirandés B para plantarse en la final?

—Todos los equipos que han llegado aquí son super complicados.

«Subir va a ser difícil pero vamos a volver a intentarlo por Astorga»
Comentarios