jueves. 09.02.2023
PARÍS-DAKAR

Superado el «gran mar de arena»

El italiano Meoni (KTM) en motos y el finlandés Vatanen (Nissan) en coches fueron los vencedores de la decimotercera etapa del Dakar 2003 disputada entre Siwa y Dakhla, con un recorrido total de 657 kilómetros, de los cuales 569 fuer
Cyrill Despress negocia una duna durante la etapa celebrada ayer en el París-Dakar
La primera parte del recorrido fue muy dificultosa, por lo que lo tuvieron que hacer en diagonal, con dunas, algunas de ellas de 100 metros de altura. Durante la segunda parte de la etapa atravesaron el denominado «desierto blanco», terreno formado por tierra calcárea, y para finalizar pasaron entre cañones de rocas llegando hasta el oasis de Dakhla. Los pilotos que ocupan las cuatro primeras posiciones en la clasificación general de la categoría de motos, Sainct, Despres, Meoni y Brucy, fueron también los cuatro primeros clasificados en la etapa cronometrada disputada ayer. Pero el orden no fue el mismo. El italiano del equipo francés Gauloises-KTM fue el más rápido de la etapa, seguido de sus compañeros de escudería, Sainct, Despres y Brucy. El primer español clasificado en la etapa fue Pellicer, que lo hizo en el puesto 9º, con Lozano el 17º y Pérez el 21º. Pero la mala suerte se cebó en el también español Marc Coma, el único miembro que queda del equipo Telefónica-Repsol después del abandono de Roma y Esteve. Coma finalizó la etapa en la 73ª posición, por lo que de la 9ª posición que ocupaba en la general ha pasado a ser 15º, a casi 3 horas del líder. Poco después de la salida Marc rompió la «mousse» (espuma que lleva la rueda en su interior) de su rueda trasera, y tardó mucho tiempo en poder cambiarla, por lo que perdió demasiado, y de esa forma bajó nada menos que seis posiciones en la general. Tener 50 años y disputar el Dakar no importa, y si no que se lo pregunten a Ari Vatanen, que ayer consiguió su segunda victoria de etapa en la edición 2003. El finlandés, con su Nissan, se hizo con el mejor tiempo de la 13ª etapa, aunque esto no le permitió subir ninguna posición en la general (sigue ocupando la 8ª posición), ya que se encuentra a casi una hora de su más inmediato predecesor, Henrard. Tras Vatanen se situaron Alphand (BMW) y De Villiers (Nissan), por lo que en las tres primeras posiciones no hubo ningún Mitsubishi. Sousa fue el primero de los coches japoneses, finalizando por delante de los pilotos que ocupan las cuatro primeras posiciones de la general, los Mitsubishi de Peterhansel, Masuoka, Biasion y Fontenay. José Luis Monterde y Rafa Tornabell (Mitsubishi) fueron de nuevo los primeros españoles clasificados, finalizando la especial en la 18ª posición. En la general siguen ocupando el décimo lugar, a más de 8 horas del líder, Peterhansel, y continúan siendo el mejor equipo privado. Otros españoles que finalizaron la etapa fueron Gil-Santiveri, que se clasificaron 21º y son 18º en la general, Villalba-García (Mercedes) en la posición 32º, o Garmendia-Díaz (Mitsubishi), en la 35ª.

Superado el «gran mar de arena»
Comentarios