jueves. 30.06.2022
MADRID, 19/06/2022.- El técnico del Real Madrid, Pablo Laso, celebra con sus jugadores la consecución del título de la Liga Endesa tras vencer al Barça en el cuarto encuentro que han disputado hoy domingo en el WiZink Center de Madrid. EFE/Sergio Pérez.
MADRID, 19/06/2022.- El técnico del Real Madrid, Pablo Laso, celebra con sus jugadores la consecución del título de la Liga Endesa tras vencer al Barça en el cuarto encuentro que han disputado hoy domingo en el WiZink Center de Madrid. EFE/Sergio Pérez.

Una nueva exhibición de Walter Tavares permitió al Real Madrid hacerse ayer con su trigésimo sexto título de Liga al imponerse, en el cuarto partido de la final, a un Barça que lo intentó todo, se mantuvo en la lucha gracias a sus triples y llegó con opciones al momento decisivo, pero fue incapaz de contrarrestar el abrumador dominio del pívot caboverdiano bajo aros (81-74).

Con 25 puntos, 9/11 en tiros de dos, 7/7 en tiros libres, trece rebotes -siete de ellos ofensivos- y 41 créditos de valoración, el interior blanco fue fundamental para evitar un quinto partido en el Palau Blaugrana, al igual que su compañero Fabien Causeur, autor de 17 puntos.

Con un 7-0 de salida, el Real Madrid pareció saltar más enchufado a la pista. Un día más, el rebote ofensivo era suyo y comparecía en el WiZink Center con las ideas más claras que su oponente, que tardó tres minutos en anotar su primera canasta, un tiro cómodo de Nikola Mirotic que fue el exiguo botín azulgrana tras siete minutos de desatino y continuas pérdidas. El Barça no encontraba soluciones en ataque para desesperación de Sarunas Jasikevicius, quien no paraba de arengar a unos jugadores que intentaban compensar, a base de defensa, su errático arranque, aunque volvían a sufrir ante el dominio bajo aros de Tavares.

Tras la primera pausa, Sergio Llull entró en ebullición y, con seis puntos seguidos y una de sus canastas imposibles, espoleó a los suyos y lideró un nuevo estirón en el marcador. Otro veterano, Rudy Fernández, aumentó la brecha a catorce puntos con un triple que elevó el parcial de salida a 11-0 (24-10 min 13). Las alarmas se encendieron en el Barça, que al verse contra las cuerdas tiró de acierto exterior para reconducir la situación. Y lo hizo a lo grande, con cinco triples con la firma de un inspirado Dante Exum (2), Mirotic, Kyle Kuric y Nick Calathes a los que los anfitriones -que a esas alturas ya perdían la batalla por el rebote- solo pudieron responder con un par de acciones de Tavares, por lo que al descanso la batalla se equilibró al máximo (34-33, min 20).

La final entró en una fase de máxima igualdad. Nada estaba decidido porque los azulgranas se mantenían al acecho, conscientes de que una nueva derrota les dejaba sin el título. Cada vez que los jugadores de Chus Mateo amagaban con escaparse, los defensores del título reaccionaban. Pero ni Tavares ni Causeur estaban dispuestos a jugar un quinto partido. El alero francés, con ocho puntos en el capítulo definitivo, encarriló una victoria que supone un nuevo título de Liga.

Tavares lidera a un Madrid campeón
Comentarios