miércoles. 10.08.2022

La temporada de pesca en los ríos leoneses ha superado ya los tres meses de actividad. Y como se esperaba, los resultados y las sensaciones están siendo bastante positivas. Por los caudales de los ríos, la climatología a pesar de que algún día se ha dado torcido y la presencia de truchas, muchas y en bastantes casos de dimensiones importantes.

Se esperaba que la campaña transcurriera de manera más que aceptable, incluso notable, y esas previsiones se han venido constatando sobre el terreno, mejor dicho en el agua.

Eso sí, en algunos casos como la de los ríos no regulados o de montaña ha habido que esperar un poco para que tanto por la idoneidad de encontrarse un caudal propicio como por la temperatura del agua posibilitara jornadas bastante satisfactorias para los pescadores, tanto los leoneses como los otros muchos que también eligen las masas de agua de la provincia para dar rienda suelta a su afición con la caña y el sedal.

Precisamente en estos escenarios de montaña la temporada bajará el telón dentro de un mes, el 31 de julio. Eso sí, salvo algunas excepciones que ya han quedado reflejadas en la normativa de pesca del presente ejercicio.

En el caso de los rios regulados la actividad, como es habitual desde hace años, se extenderá hasta el 15 de octubre.

Y todo para una temporada que está deparando resultados bastante reseñables y que se puede decir, aunque todavía falten un trayecto destacado por cumplimentar, que está mejorando la de los ejercicios precedentes.

La temporada completa sus tres primeros meses en clave positiva
Comentarios