lunes 23/5/22

«Todo se ha hecho de forma legal»

Luis Rubiales, máximo dirigente del fútbol español, defiende que el contrato de la Supercopa con Arabia Saudí es «ejemplar» y que no existe ninguna relación económica entre Piqué y la Federación
                      Luis Rubiales durante su comparecencia en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. RODRIGO JIMÉNEZ
Luis Rubiales durante su comparecencia en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. RODRIGO JIMÉNEZ

Texto

Lejos de dimitir por el ‘caso Supercopa’, como desde algunos sectores se había especulado con cierta ingenuidad, el presidente de la Federación Española de Fútbol realizó ayer una firme defensa de su gestión y negó cualquier ilegalidad en el acuerdo para jugar este torneo en Arabia Saudí durante seis años, ya ampliado a diez, gracias a una mediación por la que Kosmos, la empresa de Gerard Piqué, recibió 24 millones de euros, un 10% del total.

Había gran expectación ante la comparecencia de Luis Rubiales en la Ciudad del Fútbol de las Rozas, la primera desde que este lunes estalló el escándalo, pero casi nada se salió del guión tradicional en este tipo de casos. El alto dirigente federativo se movió bajo tres premisas: el acuerdo con los árabes supuso un «gran beneficio» para el fútbol español, sobre todo el modesto, y revitalizó la competición; el cobro de comisiones por labores de intermediación es una práctica habitual y además las abonaron los saudíes, nunca la FEF; y todas las informaciones proceden del «robo» de su teléfono móvil y de una «campaña mafiosa» para desprestigiarle.

En su exposición, antes de someterse a las preguntas de los periodistas, Rubiales mostró su indignación «por todas las falsedades que se estén vertiendo», aseguró que desde el primer día que llegó al cargo ha sufrido una «campaña de ataques», con hasta 25 querellas interpuestas, e insistió en que lo más importante es que «los audios se han obtenido de forma ilegal».

Tiró Rubiales la piedra y escondió la mano cuando dijo en varias ocasiones que tanto él como los periodistas conocen quién es el beneficiario de todo esto. «Yo lanzo el tema pero sois los medios y la policía los que debéis investigarlo», remarcó el presidente de la FEF durante una larga comparecencia de dos horas y media en la que, sin citarlo, apareció siempre en la sombra de la sospecha Javier Tebas, presidente de LaLiga. Se ciñó el dirigente a un acuerdo «ejemplar y modélico», ya que implica una labor social en Arabia Saudí que permitió el acceso de las mujeres a los estadios, y muy positivo para el fútbol patrio, toda vez que el 50% de los ingresos van destinados al fútbol base.

Y, sobre todo, dejó claro que «la FEF no ha pagado, ni paga, ni pagará ninguna comisión a nadie» y que quien se la ha abonado a la empresa del futbolista del Barça es un tercero.

¿Dimisión?: «Si alguien es capaz de sacar información de mi teléfono, donde tengo vídeos y fotos con mis hijas, y de mentir, no cabe duda de que estoy en el lado bueno y voy a seguir. Soy un luchador y un tío honesto. Las mentiras no pueden acabar con una buena gestión», subrayó Rubiales.

«Un saco de cocaína»

«Pido una rectificación de la información y solicito a los medios que pongan el foco en el delito o delitos que he sufrido», enfatizó el alto dirigente del fútbol español, ‘Rubi’ para su amigo ‘Geri’ en los audios.

Dicho lo cual, confesó que está inquieto por su familia y por la del defensa azulgrana y llegó a decir que no bebe y no fuma pero no puede garantizar que «el día de mañana no le vayan a meter un saco de cocaína en el maletero del coche». «Esto es una mafia. No creo que llegue al punto de que me veáis muerto en una cuneta con un tiro en la nuca, pero me siento violado en mis derechos», añadió.

Calificó de su gestión de «impoluta», con un «índice de transparencia internacional que ha pasado de un 2,7 a 10», explicó que la FEF no puede llegar a todas las partes y por eso fue necesario la aparición de Kosmos para firmar este contrato, y rechazó de plano que el contrato de la Supercopa incumpla el código ético federativo. «Cada español tiene su moral, pero en la FEF nos regimos por nuestros propios órganos y hemos pasado tres filtros», subrayó. «No hay ningún conflicto de intereses porque no tenemos ninguna relación económica ni comercial con Piqué y su empresa», insistió Rubiales.

Rubiales negó también que la FEF amenazase a Arabia Saudí con romper el contrato si Kosmos no cobraba la comisión.

«Todo se ha hecho de forma legal»