miércoles. 30.11.2022
DL25P36F6-22-45-48-3.jpg

De nuevo Manolo Cadenas supo calmar a los suyos cuando peor lo estaban pasando. Como ya ha hecho tantas veces desde que regresó al banquillo del Abanca Ademar hace ahora dos temporadas. El técnico de Valdevimbre supo leer bien el partido y cuando las cosas se pusieron feas —en los minutos finales de la segunda parte— paró el encuentro con un tiempo muerto que además de darle oxígeno a los jugadores le sirvió para preparar lo que debía ser una remontada de dos goles. Perdían 28-26 a poco más de dos minutos, pero acabaron sumando un valioso empate gracias al acierto en las jugadas de ataque y a una gran defensa final que evitó el gol del Toulouse. «Todo lo que sea sumar es bueno», dijo en la previa.

«Todo lo que sea sumar es bueno para nosotros»
Comentarios