viernes 17/9/21
PESCA. CONTROVERSIA EN LOS RÍOS

Una ley que crea división

Las propuestas del nuevo reglamento se enfrentan al rechazo de los pescadores y ponen en duda la celebración de torneos.
Un pescador en uno de los ríos de la provincia de León.

Las limitaciones específicas en materia de cebos que se proponen para la provincia de León y que deberán ser recogidas en la normativa para el año 2012 supondrían que la provincia de León, la que cuenta con más kilómetros de ríos trucheros no podría ser escenario de las competiciones oficiales tanto a nivel provincial como nacional o internacional. La disposición que se propone para la provincia de León, que no para el resto de la Comunidad dice: «En la modalidad de pesca con cola de rata o sedal pesado, el aparejo estará constituido única y exclusivamente por un señuelo dispuesto al final de la línea. En la modalidad de pesca ‘a la leonesa’, el equipo de pesca será el clásico de lance, y el aparejo estará constituido por una línea a la que irá atada la boya de flotación. Entre la boya y el puntal de la caña podrá disponerse un máximo de cuatro señuelos y a continuación de la boya podrá colocarse un solo señuelo, el cual será el único que podrá ir lastrado. En el caso de que el señuelo colocado después de la boya estuviera lastrado, éste y todos los señuelos unidos al aparejo deberán ir desprovistos de arponcillo».

El enfrentamiento que el Jefe de Vida Silvestre Javier Sancho mantiene con los pescadores de competición supuso que en la última edición de la Semana Internacional de la Trucha se produjese un auténtico ‘boicot’. Pero no son únicamente estos aficionados los que mantienen discrepancias. La prohibición de las prácticas de pesca tradicionales como el cebo natural unidas al abandono de la vigilancia y cuidado de los ríos están suponiendo que la provincia haya caído en picado en prestigio y poblaciones trucheras.

Una ley que crea división
Comentarios