martes 15.10.2019
Balonmano

Una solución de «emergencia»

Jaime Fernández asume una nueva función en la dirección del juego
Jaime Fernández, izquierda. FERNANDO OTERO
Jaime Fernández, izquierda. FERNANDO OTERO

Manolo Cadenas sorprendió ante el Atlético Valladolid con una solución inédita para paliar los problemas que arrastra el Abanca Ademar en la primera línea. Puso a Jaime Fernández de central y el canterano, que siempre ha jugado como profesional en el extremo, no desentonó en la dirección.

 

El técnico lo destacó tras el derbi y reconoció que el mejor extremo izquierdo de la pasada liga puede ayudarles en esa función «hasta que lleguen los refuerzos». En este sentido, Jaime Fernández asume esa nueva labor como «una medida de emergencia, dadas las muchas bajas en la primera línea», explicó.

 

Reveló también que supo en el entrenamiento del pasado martes que Cadenas le utilizaría como central en el derbi. «Lo planteó en tono distendido, para probar y parece que, con mil cosas que mejorar cuando se analice en profundidad el partido, más o menos funcionó», afirmó.

 

Esta nueva posición no le era extraña ya que la había desempeñado hasta la etapa juvenil, para luego encontrar acomodo en el extremo donde fue uno de los jugadores que destacó en la generación que acabó logrando el título mundial y europeo júnior.

 

«Cuando el equipo tiene necesidades hay que ayudar desde la posición y labor que ordene el entrenador», explicó a Efe Jaime, quien lejos de encontrarse nervioso ante el Atlético Valladolid, estuvo «cómodo, gracias también a la ayuda de laterales y pivotes». El excampeón del mundo júnior se mostró «satisfecho por encima de las cuestiones personales, por la victoria del equipo que supo sobreponerse a la desconexión que se sufrió para asegurar los puntos».

Una solución de «emergencia»
Comentarios