jueves 26/5/22
                      Sergio Fernandez controla un balón para centrar posteriormente. MARCIANO PÉREZ
Sergio Fernandez controla un balón para centrar posteriormente. MARCIANO PÉREZ

El Atlético Astorga se impuso (0-2) al Ribert en la penúltima jornada en un partido en el que los maragatos sin posibilidad de disputar los play-offs de ascenso y el conjunto local jugándose la permanencia.

En el primer acto el encuentro apenas tuvo historia, alguna ocasión aislada y poco más. La segunda tampoco es que fuera un espectáculo, pero comparada con la primera, fue mucho más entretenida y con un claro dominador: el Atlético Astorga que generó mucho más que su rival y terminó llevándose el partido con dos goles de contraataque culminados por Diego y Escarda.

La primera parte del encuentro concluyó 0-0, certificando lo que se había visto en el terreno de juego hasta el momento: dos equipos sin demasiadas ideas de juego y mereciendo empatar. Había sido un primer parcial de mucha disputa en el centro del campo, de a ver quien era el que se quedaba de los dos la posesión y empezaba a jugar. No hubo casi ninguna jugada reseñable o que levantara a los espectadores de su asiento. Hubo aproximaciones, pero sin concreción.

Tras el descanso, el conjunto verde se transformó radicalmente, los locales por el contrario, sorprendieron por su indolencia.

No pareció que estuviesen jugando acompañados por su gente, porque el guión fue el mismo. El míster visitante pudo manejar de mejor forma el trivote flotante intercambiable del 4-1-4-1 que dispuso sobre el terreno de juego y logró hacerse con la posesión. Empezó a trenzar las jugadas que no habían salido en la primera mitad y no a tenerla por tener.En esta segunda parte empezaba a tener muchas más llegadas peligrosas y el gol llegó a través de una receta tan prehistórica como efectiva cuando las cosas no salen: el contragolpe.

En el minuto 52, saltaba la sorpresa en las pistas, pues el Atlético Astorga anotaría el primero de la mañana por obra de Diego y haría saltar por los aires la estadística avanzada que le otorgaba al conjunto visitante menos de un gol esperado en este encuentro. Se veía a venir el gol visitante, que desde que había empezado el segundo acto, lo rondo mucho más que el Ribert. Diego le puso la guinda a una contra muy bien llevada por todo el equipo, con un disparo escorado desde fuera del área.

La valentía del Atlético Astorga tiene premio frente al Ribert
Comentarios