miércoles. 07.12.2022

Veinte años de lucha por Barcelona

La Ciudad Condal acoge el primer corro de la Liga de Verano con victorias de Víctor Llamazares, Moisés Vega, Roberto Rodríguez, Abel Isaí Cabero, Noelia Morala, Vanesa Presa y Mónica Matía.
Riosol Cascos, segunda ante Noelia Morala, en su combate con una nueva y brava luchadora: la armenia Iveta, del club Bernesga.

La Liga de Verano 2013, el XXX Trofeo de la Regularidad, se puso en marcha de la mano del Centro Leonés de Cataluña, que cumplía así con su propia veinte convocatoria consecutiva en esta competición.

En el Parque San Martín de la Verneda (Barcelona), con algo de antelación a la hora prevista (las doce de mediodía) se comenzaba a luchar, en previsión de la duración que correspondería a un corro de gran participación: casi cincuenta luchadores y veintidós luchadoras, de todos los clubes. Había ganas de luche y se dio de la mejor. Tres horas y cuarenta minutos hasta completar el desarrollo.

Jornada de calor. A lo largo de la mañana el público (unos trescientos espectadores) seguía los combates buscando las sombras del parque. Se luchó sobre las colchonetas y éstas abrasaban. Los árbitros (Avelino García y Ángel Pérez) propusieron luchar con calcetines para combatir ese efecto abrasivo del suelo artificial. Algunos luchadores optaron por no correr otro riesgo como el de resbalones. Se observó lo que marca el Reglamento (luchar descalzos) y se sufrieron varias rozaduras, quemaduras, en los pies que entorpecían en parte la excelente marcha de la lucha.

Se ganaron al público las luchadoras. Lo manifestaba Felipe León, que demostró una vez más cómo vive la lucha compartiendo el agotador desplazamiento a Barcelona con los jóvenes luchadores. Fue patente la calidad de las féminas en los triunfos de Noelia Morala, Vanesa Presa y Mónica Matía, pero, «más a más», en toda la combatividad de calidad, reforzada con nuevas incorporaciones, como la armenia (en filas del Bernesga) Iveta Shahinyan. Para muchos de los mejores seguidores, quizás ya es tiempo de dar paso a la competición propia.

Se cruzaron en semifinal de ligeros Ibán Sánchez y Víctor Llamazares. Se impuso el de Valderrueda, que se anotaría su primer corro de la Regularidad ante un muy destacado Ángel Luis Carrizo.

Se le cruzó a Adrián García «Gasi» un Moisés Vega que ha dado el paso a medios. Imponente «Moi», concita desde este comienzo la mayor expectativa en los de menos de 77’05 kg.

Le castigaron las llagas en los pies a Clemente Fuertes, pero en los brazos y cabeza de Roberto Rodríguez Bulnes estuvo el mérito de una primera victoria.

Y no falló, desde el primer día, «Caberín». Superó a «Morín», a Avelino (por decisión arbitral) y a Bahíllo en la final. Dedicó su victoria a un grande de su tierra, Florencio Flórez «Chencho», que hoy recibe sepultura.

Veinte años de lucha por Barcelona
Comentarios